Gastos hormiga que pueden acabar con tu quincena

Gastar en chicles, unas papas o un café puede parecerte inofensivo, pero si eso lo sumas a los taxis o lo que gastas en las "chelas" del viernes, entenderás porqué no llegas a fin de quincena. 
Base monetaria.
Base monetaria. (Especial )

Ciudad de México

Es quincena y tu cartera lo sabe. Aunque apenas es lunes probablemente ya tienes planes para comer con los de la oficina el viernes y para la salidita del fin con tus cuates. Ya luego verás cómo le haces para llegar hasta la siguiente quincena.

Según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, tú no eres el único que tiene problemas con sus finanzas personales. Siete de cada 10 “sufren” por problemas financieros y porque sus ingresos no son suficientes para ahorrar.

Si quieres acabar con tu sufrimiento quincenal, empieza por eliminar los seis gastos hormiga que de acuerdo con especialistas en finanzas personales son los culpables de que tu sueldo nunca te alcance.


1. Taxis

¿Cuántas veces por semana se te hace tarde para llegar a algún sitio y “tienes” que tomar taxi? En promedio una persona gasta 400 pesos quincenales en transporte privado, en lugar de utilizar el transporte público.

Solución: Organiza bien tu tiempo y sal a tu destino con suficiente anticipación.


2. Comer en la calle

Sin importar lo barata que sea la comida corrida por tu trabajo, siempre será más económico preparar tu propia comida. Te ahorrarás más de 50 por ciento de lo que actualmente estás pagando en fondas y restaurantes. Las personas gastan entre 500 y 600 pesos quincenales por este rubro.

Solución: Dedica una tarde a preparar alimentos para el resto de la semana.


3. Compras impulsivas


Las ofertas y los meses sin intereses a veces son el peor enemigo de nuestra cartera. La mayoría de las personas suele rendirse ante la tentación de comprar cosas que no necesita, pero que están de oferta.

Solución: Durante una quincena lleva un registro de todos los gastos innecesarios que hiciste sólo porque estaba a buen precio. Al final de la quincena te sorprenderás de lo que pudiste haber ahorrado.


4. Servicios innecesarios

Tu celular cuenta con plan de datos, en casa tienes WiFi, televisión por cable y teléfono fijo. ¿Netflix y Spotify?, ¡of course!. Gimnasio y club social.

¿En serio usas todos los servicios por los que cada mes pagas? A veces se vuelve hábito pagar por ciertos servicios sin cuestionarse su uso práctico en casa, pero esto puede salir caro.

Solución: Revisa constantemente si le estás sacando provecho a los servicios que tienes contratados. Si no es así, cancélalos.


5. Salidas de noche

¿Cuántas veces no has destruido tu quincena en una sola noche? Los bares o antros no son tan baratos y son espacios propensos a gastar más de lo esperado.

Solución: Haz un presupuesto para esa noche y trata de no gastar ni un peso de más.


6. Antojos

Si hicieras una lista de cuánto gastas en cada visita al Oxxo y en cada café o cigarro suelto que compras, después de la comida, podrías llevarte un buen susto. Los antojos se consideran como el mayor gasto hormiga en los que incurrimos. A la quincena las personas pueden gastar hasta mil pesos por esto.

Solución: Nadie dice que no compres de vez en cuando unas papitas para el antojo, pero volverlo un hábito no es saludable ni para tu salud, ni para tu cartera. 

MCM