Sin ahorro o créditos, 62% de los mexicanos

Los factores que por el lado de la demanda determinan los obstáculos son ingresos insuficientes, autoexclusión, razones personales y barreras de acceso: BBVA Bancomer.

México

Aproximadamente 62 por ciento de la población adulta no tiene productos de ahorro o crédito formales, de este total, más de tres cuartas partes afirma que la principal razón es que no le alcanza el dinero que percibe por su trabajo.

Según estimaciones de BBVA Bancomer, con base en la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 77 por ciento de estas personas sin acceso al sistema comentó que no tiene los ingresos suficientes para permitirse tener una cuenta o crédito en una institución financiera formal.

De acuerdo con datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de la población económicamente activa, 70 por ciento recibe por su trabajo cinco mil pesos o menos al mes, mientras que solo 5 por ciento percibe más de 13 mil pesos.

Al respecto, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) señala, dentro del “Libro blanco inclusión financiera”, que los grupos financieros que operan en el país concentran su oferta de servicios en los segmentos con ingresos medios y altos, esto pese a que en el segmento bajo existe la necesidad de ahorro, remesas y microseguros.

No obstante, BBVA Bancomer indica que los distintos canales que ofrece el sistema financiero están disponibles prácticamente para la totalidad de adultos del país; sin embargo, la marcada diferencia que existe entre la oferta de productos respecto a su uso demuestra que hay barreras que han sido poco exploradas.

Al respecto, Sirenia Vázquez, economista senior de Bancomer, precisó que al analizar la encuesta que elaboran la CNBV y el INEGI se obtiene que los factores que desde el lado de la demanda determinan los obstáculos de acceso a los servicios financieros son: ingresos insuficientes, autoexclusión, razones personales y barreras de acceso.

En lo que se refiere al primer punto, señaló que sin lugar a dudas se trata de la barrera más importante, y es consecuencia básicamente de factores de vulnerabilidad, como la condición ocupacional de la persona y los ingresos asociados.

En cuanto a la segunda barrera de ingreso al sistema, la cual es la autoexclusión; es decir, que no les interesa o simplemente no lo necesitan, Sirenia Vázquez explicó que revela la baja educación financiera que existe en México, por lo cual es importante trabajar en ello.

“Los resultados dan indicios de preferencia por mecanismos informales de ahorro y crédito, lo que puede estar relacionado con la falta de educación financiera y el desconocimiento de los productos financieros formales”, dijo la especialista.

Además, explicó que lo que se requiere es que haya una mayor sensibilización entre la población, del tal modo que ésta sea capaz de tomar decisiones informadas sobre la participación en los mercados financieros formales.

En México, del total de la población que recurre a financiamientos informales 20 por ciento prefiere acudir a un familiar en búsqueda de un préstamo; mientras que 14 por ciento se lo pide a algún amigo.

Asimismo, 7 por ciento de la gente acude a una casa de empeño, las cuales pese a ser muy populares no están reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, antes de acudir a una institución bancaria por un crédito cuya tasa de interés es menor.

Además, el mismo porcentaje de mexicanos prefiere solicitar un préstamo en las llamadas cajas de ahorro que se forman entre amigos o conocidos.

Respecto al ahorro informal, el que se hace en casa y el uso de tandas son los más populares, dado que lo utilizan 28 y 14 por ciento de la población sin acceso al sistema.

Por otro lado, BBVA Bancomer destaca que pese a que desde 2009, con base en cambios regulatorios, se ha permitido la entrada a nuevos actores y productos, en México aún hay casi 40 por ciento de población sin un vínculo con el sistema financiero, que tiene preferencia por los préstamos informales.

En la actualidad, según estimaciones del Banco Mundial, más de 2.5 billones de adultos están excluidos del sistema financiero, esta cifra se concentra en la población más pobre, que reside en las zonas rurales y en los países en desarrollo.

Claves

Productos y canales

- El producto más utilizado son las tarjetas de crédito departamentales y bancarias, préstamos personales y de nómina, y financiamiento para casa o automóvil.

- Respecto al ahorro, las cuentas de nómina son las predilectas de los usuarios de servicios financieros, por atrás se colocan las bancarias de ahorro, los cheques, las cuentas a plazo y los fondos de inversión.

- Los canales de acceso más utilizados son las sucursales, los cajeros automáticos —usados principalmente para retirar efectivo, depósitos y consultar saldo—, los corresponsales bancarios y banca por teléfono celular e internet.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]