Carstens, “sin intención” de generar inquietud y estrés

Sabe que son momentos complicados, pero “iremos enfrentando bien el vendaval”, asegura.
El gobernador del Banxico afirma que mantener la inflación baja es la mejor manera de impulsar el desarrollo.
El gobernador del Banxico afirma que mantener la inflación baja es la mejor manera de impulsar el desarrollo. (Nelly Salas)

México

Ante la incertidumbre generada por el anuncio de su salida del Banco de México, Agustín Carstens dijo que no era su intención generar inquietud y estrés sino asumir un puesto de alta responsabilidad en el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés), y confía en que después de su salida la institución sea un banco central de excelencia.

Este viernes, el dólar libre finalizó en un precio máximo de venta de 21.06 pesos por dólar, lo que representó 10 centavos menos respecto al cierre previo, y se adquirió en un mínimo de 19.87 pesos en sucursales bancarias de Ciudad de México. En su última jornada de la semana, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con una pérdida de 0.73 por ciento.

En entrevistas radiofónicas, Carstens consideró que hoy el paquete económico sigue siendo vigente y el paquete presupuestal aún es adecuado. Dijo que las decisiones que sean pertinentes se tomarán con plena información, porque “no podemos estar disparando sin saber a qué le disparamos”.

A pregunta expresa de si recomendaría una intervención de nueva cuenta de las autoridades en el mercado cambiario, respondió que las políticas que potencialmente puede tomar el presidente electo de EU Donald Trump, “tienen un efecto real, estructural sobre la economía y eso requiere de una depreciación del tipo de cambio real, depreciación que en buena medida yo creo que ya se dio, ahí lo que queda es de que el Banco de México cuide que esa depreciación se refleje lo menor posible en inflación”,

El gobernador de Banxico enfatizó en el hecho de estar consciente que México está pasando por momentos complicados, pero se dijo optimista de que “iremos enfrentando bien el vendaval”; explicó que el país ha invertido en instituciones como el Banxico, y el presidente Enrique Peña Nieto ha tenido un gran respeto por su autonomía.

Al ser cuestionado sobre el impulso que el Banxico debería darle al crecimiento económico, el aún gobernador del organismo central dijo que la mejor manera en la que contribuye a ello y ayuda al desarrollo es manteniendo una inflación baja y estable, pues de lo contrario se tendrán tasas de interés mucho más altas y habría un deterioro en el poder adquisitivo de las personas, lo que afecta a aquellos con menores recursos.

Respecto a la insistencia de que su salida del Banxico responde a desencuentros con autoridades federales, reiteró que eso no tiene nada que ver y puede “decir con toda confianza” que  mantiene una relación de trabajo muy profesional y muy cordial, y ciertas diferencias por ejemplo respecto a las proyecciones económicas, reflejan el hecho de que hay debate.

PRUEBA DE FUEGO

La senadora del PRD Dolores Padierna dijo que la prueba de fuego para el gobierno mexicano en la próxima administración de Donald Trump será cuando se demuestre las inversiones de las petroleras Exxon y otras, en su intención de invertir en el país en aguas profundas; criticó la salida de Carstens, quien “abandonó el barco” en el momento en el que el país más lo requiere.

Para el coordinador del PRI en San Lázaro, César Camacho, el Banxico cuenta con la solidez para generar certeza, más allá de la “respetable individualidad” de Agustín Carstens.

Con información de: Silvia Rodríguez, Rafael Montes y Elia Castillo.