"No es fácil dejar Banxico", Carstens en carta de renuncia

A través de un correo electrónico a sus colaboradores, Agustín Carstens comunicó que presentó su renuncia al presidente Enrique Peña Nieto, misma que se hará efectiva en julio del próximo año.
Agustín Carsten será gerente General del Banco de Pagos Internacionales a partir del 1 de octubre del próximo año.
Agustín Carsten será gerente General del Banco de Pagos Internacionales a partir del 1 de octubre del próximo año. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Agustín Carstens anunció que dejará su cargo como gobernador del Banco de México a partir del 1 de julio del próximo año.

En un correo electrónico enviado a sus colaboradores, Carsten informó que a partir del 1 de octubre de 2017 ocupará el cargo de gerente General del Banco de Pagos Internacionales en Basilea, Suiza.

Esta es la carta con la que comunicó su salida a sus colaboradores:

Muy estimados compañeros Banxico:

Deseo compartir con ustedes, antes de que se haga pública por los medios de comunicación, una noticia muy importante.

El día de hoy, muy temprano, recibí la invitación formal del Consejo de Administración del Banco de Pagos Internacionales (conocido como BIS, por sus siglas en inglés) para ser su próximo Gerente General a partir del primer día de octubre del próximo año. Es un gran honor para mí, para el Banco de México y para el país, haber sido propuesto para esa alta responsabilidad por un selecto comité integrado por los gobernadores de los siete principales bancos centrales del mundo.

Después de meditarlo cuidadosamente decidí aceptar la invitación y, por tanto, he presentado al Presidente de la República mi renuncia, efectiva a partir del primer día de julio de 2017, al cargo de Gobernador del Banco de México.

Les comparto que he tomado esta decisión con sentimientos encontrados: por una parte, una gran alegría y honor el reconocimiento que supone, para mí, para el Banco de México y para nuestro país. Por otra parte, no me resulta fácil renunciar a seguir en Banxico, la Institución a la que debo prácticamente lo que soy en mi vida profesional y en la que he aprendido de muchos de ustedes, así como de muchos más que hoy ya no están en el Banco, las virtudes del trabajo diligente, de la honestidad a toda prueba, del uso inteligente y generoso de nuestras capacidades y talentos al servicio del país.



ALEC