Aerolíneas bajan gastos por la caída del petróleo

La compra de combustible representa 28% de las erogaciones de esas empresas; esperan que el sector crezca 78% este año.
Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. (Juan Carlos Bautista)

México

Las líneas aéreas del mundo tendrán una reducción de 191 mil millones de dólares en su gasto por consumo de combustible, derivada de la caída en el precio del petróleo.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) señaló en su último reporte que ese monto representa alrededor de 28 por ciento de los gastos operativos.

El precio del petróleo tipo WTI ha descendido 12 por ciento respecto a su cotización del cierre de 2014.

La IATA indicó que el costo del combustible es muy grande para las empresas, por lo que la baja en el precio viene a reforzar su estrategia para mejorar su eficiencia en el uso del energético, al igual que sustituir flota, optimizar operaciones y gestionar con los gobiernos la eliminación de ineficiencias en los aeropuertos.

Asimismo, la asociación indicó que este año prevé que las ganancias de las aerolíneas sean de 29 mil 300 millones de dólares, un crecimiento de 78 por
ciento en comparación con 2014.

La IATA señaló que la industria de aviación se encontraba deprimida en 2010, pero desde entonces ha iniciado un camino ascendente que se ha ido consolidando.

Sin embargo, advirtió que uno de los principales pendientes es la falta de infraestructura, ya que perjudica directamente las operaciones de las aerolíneas.

Una de las pocas zonas donde se ha contabilizado esta afectación es Europa, con una pérdida para las aerolíneas de 2 mil 900 millones de dólares este año.

La IATA mencionó que uno de los principales problemas de la aviación mundial es la sobrerregulación, pues en muchas ocasiones se tiene que certificar varias veces el personal, los aviones y la capacitación, indicó.

Esos rubros elevan los costos de las empresas, ya que se tienen que hacer varios gastos por un mismo servicio, por lo que se busca que exista solo una regulación para cada punto, señaló.

En cuanto a los ingresos, se prevé un descenso de 0.7 por ciento este año, ya que se ubicarán en 727 mil
millones de dólares, indicó.

La IATA señaló que respecto al tráfico de pasajeros se espera un crecimiento de 6.7 por ciento, para llegar a 3 mil 500
millones.

"El foco en la eficiencia está resultando en un mejor ajuste entre oferta y demanda. Se espera que el factor de ocupación alcance la cifra récord de 80.2 por ciento", señaló.

A largo plazo, el sector sigue con el desafío de un crecimiento más lento del comercio mundial en relación con el PIB, tras la crisis financiera, mencionó.

Por zona, la asociación señaló uno de los principales problemas es la situación que pasa en Venezuela, donde el gobierno ha retenido 3 mil 700 millones de dólares a las aerolíneas.

El bloqueo de ese dinero, procedente de la venta de billetes aéreos, viola los tratados internacionales. El complejo sistema de control de cambios en el país sudamericano deja en manos de la autoridad la decisión de cuándo y cuánto dinero pueden repatriar las empresas, afirmó la IATA.

"El gobierno de Venezuela debe tomar acción inmediata para resolver esa situación insostenible con las aerolíneas. En Latinoamérica, la aviación genera más de 4.9 millones de puestos de trabajo y 153 mil millones de dólares en actividad económica. La conectividad aérea en ese país es afectada por el estancamiento en la resolución de los fondos bloqueados y el deterioro del entorno operativo", señaló.