Las adquisiciones alcanzan los niveles anteriores a la crisis

Operaciones por 3.3 bdd en el mundo.
Sede de la empresa de comunicación NBC Universal.
Sede de la empresa de comunicación NBC Universal. (Shutterstock)

Londres

Este año los acuerdos de alianzas corporativas llegaron a su nivel más alto desde la crisis financiera, con un aumento en el volumen de fusiones y adquisiciones de 47 por ciento, para ascender a 3.34 billones (millones de millones) de dólares en el mundo.

En el periodo más activo desde 2007, los “megaacuerdos” regresaron con creces, ya que las tasas de interés históricamente bajas, el mercado de capitales al alza y los precios de acciones inflados provocaron grandes transacciones con el potencial de reestructurar las industrias, especialmente la farmacéutica, la de tecnología y la de medios.

Se espera que la sed por los acuerdos continúe el próximo año, dirigida por Estados Unidos y Reino Unido, pero también con la participación de Europa.

Wilhelm Schulz, director de fusiones y adquisiciones de Citigroup para Europa, Medio Oriente y África, dijo: “Un tema claro de este año fue la necesidad de las grandes empresas europeas para adquirir (activos) fuera de sus mercados principales. Estas fusiones y adquisiciones en el exterior probablemente se mantengan en 2015”.

Pero por el número de acuerdos, los datos de Thomas Reuters muestran que la actividad de fusiones y adquisiciones aumentó únicamente 5 por ciento en comparación con el año pasado, lo que significa que las empresas medianas y pequeñas todavía no participan.

Henrik Aslaksen, director global de fusiones y adquisiciones de Deutsche Bank, dijo: “Los grandes acuerdos encubren un bajo crecimiento en la actividad de fusiones y adquisiciones. La tasa de crecimiento de la actividad de acuerdos en EU probablemente se normalice el próximo año, después de un 2014 muy fuerte. Sin embargo, podríamos ver que la actividad en Europa, Medio Oriente y África se recupere a partir de una base relativamente baja”.

Este año tres acuerdos, que incluyen la adquisición de Time Warner Cable por parte de Comcast, en 71 mil millones de dólares, y la compra de DirecTv por parte de AT&T, en 67 mil 200 mdd, se encuentran entre las 10 más grandes de la última década si se agrega el objetivo de deuda en el balance de la compañía.

Los movimientos le dan mayor poder de compra a la adquisición de distribuidores de internet y de medios. Los creadores de contenido respondieron, incluida la oferta de compra no solicitada y después abandonada de 21st Century Fox para comprar Time Warner en 80 mil mdd.

“Lo que vimos este año no solo son enormes acuerdos estratégicos que cambiaron la estructura de la industria, sino que también aumentaron la velocidad con la que sucedieron las consolidaciones”, dijo Michael Carr, director de Fusiones y Adquisiciones del continente americano de Goldman Sachs.

Esto diferencia esa fase con el periodo anterior a la crisis, en el que dominaban las grandes adquisiciones. La asesoría de acuerdos por casi un millón de millones de dólares de Goldman Sachs se ubicó en el primer lugar entre los asesores bancarios.

El sector más activo fue el de energía. El grupo de servicios petroleros Halliburton se abalanzó sobre Baker Hughes, un rival más pequeño, con un acuerdo por 38 mil 500 mdd que se vio como un preludio para una mayor consolidación, dada la dramática caída de los precios del petróleo.