El peso acumula 3 días de racha alcista; el dólar cierra en $18.50

El comportamiento volátil de la moneda nacional obedeció a nuevas caídas en los precios del petróleo, aunado a la expectativa de mayores alzas en la tasa de interés de EU.

México

En la sesión del viernes el peso presentó una depreciación que parecía dejar atrás una racha de dos días de recuperación y al final de la jornada cerró en terreno positivo.

El comportamiento volátil de la moneda nacional obedeció a nuevas caídas en los precios del petróleo, aunado a la expectativa de mayores alzas en la tasa de interés de EU, luego de publicarse el reporte de la inflación de ese país, según analistas.

En operaciones al mayoreo, el tipo de cambio alcanzó una cotización máxima de 18.33 pesos por dólar, para cerrar en 18.20 pesos, que implicó un alza de cinco centavos en relación con el cierre previo y una ganancia de 72 centavos en la semana, mientras que en sucursales bancarias se vendió en niveles de 18.50 pesos.

La mezcla mexicana de crudo de exportación se cotizó en 24.94 dólares por barril, cifra que significó un retroceso de 4 por ciento en comparación con el nivel del jueves, mientras que el crudo West Texas (WTI) de Estados Unidos se vendió en 29.64 dólares, lo que representó una caída de 3.67 por ciento; el Brent del Mar del Norte  de referencia en Europa perdió 3.7 por ciento, al cotizarse en 33.01 dólares.

Este comportamiento se dio en un contexto donde en Estados Unidos se informó que en enero la inflación alcanzó una tasa anual de 1.4 por ciento (la expectativa del mercado era de 1.3 por ciento) y del 0.7 por ciento observado en diciembre, mientras que la inflación subyacente subió a 2.2 por ciento.

El área de análisis de Grupo Financiero Banorte-Ixe señaló que si bien el índice de precios en ese país seguirá siendo afectado por la caída de los precios de energéticos, la base de comparación es relativamente baja para los primeros dos meses del año, por lo que la variación anual es probable que permanezca en febrero en niveles cercanos a 1.4 por ciento observado en el primer mes del año; no obstante, a partir de marzo este efecto empieza a diluirse, lo que eventualmente incidirá en las decisiones de política monetaria de la Fed.

Respecto a la tendencia del petróleo, Banco Base indicó que ésta obedeció al aumento de los inventarios de crudo en EU anunciado el jueves pasado, pues esto fue un recordatorio a los participantes del mercado que lo necesario para una recuperación en precios es un recorte a la producción global de crudo y no un acuerdo para dejar de expandir la oferta.