México y EU alcanzan acuerdo sobre importación de azúcar

Con el convenio se evitará que las importaciones se concentren durante ciertas épocas del año y que Washington imponga altos aranceles a la compra de este producto.
Ingenio azucarero en Zacatepec, Morelos.
Ingenio azucarero en Zacatepec, Morelos. (Cuartoscuro)

Washington

México y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo para evitar la potencial imposición de elevados aranceles a las importaciones de azúcar por parte de Washington, poniendo fin a una disputa de varios meses que amenazó con convertirse en una enorme guerra comercial.

En un acuerdo logrado horas antes de que reguladores de la mayor economía mundial impusieran sanciones a las importaciones mexicanas, el Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo que funcionarios de ambos países y exportadores de azúcar mexicanos firmaron un borrador que evitaría la imposición de aranceles contra subsidios y dumping sobre los bienes, si es plenamente adoptado.

El acuerdo incluye provisiones que evitarán que las importaciones se concentren durante ciertas épocas del año, limita la cantidad de azúcar refinada que puede ingresar al mercado de Estados Unidos y establece mecanismos de precios mínimos para evitar la subcotización o la mantención de precios bajos en Estados Unidos de forma artificial, dijo.

Los productores mexicanos acordaron vender a un mínimo de 0,2357 dólares la libra de azúcar refinada y a 0,2075 dólares el azúcar sin refinar.

La concesiones ayudarán a resolver una disputa que amenazó con convertirse en una guerra comercial de represalias recíprocas, luego de que México advirtió que llevaría a Estados Unidos a la Organización Mundial de Comercio por su ayuda que brinda a su industria azucarera y podría considerar la aplicación de aranceles a la fructosa estadounidense.

La disputa comenzó cuando los productores de azúcar de Estados Unidos presentaron un reclamo -el primero de su tipo- en marzo, afirmando que el azúcar económica y subsidiada de México estaba inundando el fuertemente protegido mercado estadounidense, costándoles cerca de 1.000 millones de dólares en ingresos netos en 2013-14.

"Los acuerdos deberían brindar una estabilidad clave en un mercado que es importante para ambos países, garantizando que los agricultores y refinadores de azúcar de Estados Unidos tengan la oportunidad de competir en igualdad de condiciones", dijo Stefan Selig, subsecretario de Comercio internacional, en un comunicado de prensa.

Pero el acuerdo llevó a los ingenios mexicanos a prepararse para nuevas restricciones a las ventas en uno de sus mayores mercados. Los ingenios mundiales están luchando por cubrir sus costos de operación con precios muy bajos luego de cuatro años consecutivos de superávit.

"Como crees que puede ser positivo si antes teníamos un tratado de libre comercio, y hoy tenemos restricciones", dijo Carlos Rello Lara, director general del Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA), que opera los nueve ingenios de propiedad estatal de México.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos había recomendado imponer aranceles sobre el azúcar mexicana de hasta un 17,01 por ciento y el lunes tomó la decisión preliminar de que las importaciones deberían acarrear márgenes de dumping de entre un 39,54 por ciento a 47,26 por ciento.

Esos aranceles serían suspendidos bajo el acuerdo. El Departamento de Comercio distribuyó borradores del acuerdo para un período de comentarios de 30 días, después del cual podría ser concluido.

México es uno de los mayores proveedores de azúcar de Estados Unidos, ya que los productores locales no pueden cubrir la demanda de compañías como los fabricantes de dulces y alimentos Hershey Co, Mondelez International Inc , General Mills Inc y de bebidas como Coca Cola Co , así como de los consumidores.