CRÓNICA | POR LUIS CARLOS VALDÉS DE LEÓN

En abandono el Parque de Innovación y Tecnología

Hay un guardia contratado por una empresa constructora, pero sólo cuida la herramienta de los albañiles, no los inmuebles olvidados.

Está ubicado en la zona de Mieleras en Torreón y tras dos años de iniciar su construcción se ha constatado que no cuenta con servicios de agua ni electricidad. Se han desperdiciado 87 mdp.

Torreón, Coahuila

El Parque de Innovación y Tecnología de Torreón (PITT), ubicado en la zona de Mieleras, se encuentra en total abandono, tras dos años de haberse iniciado su construcción.

Luego de una denuncia anónima hecha por distintos empresarios, se pudo constatar la situación en que se encuentran lo que fueron las modernas instalaciones hechas para albergar a empresas y centros de capacitación para la industria de innovación y de tecnología.

Sin contar con servicios básicos como agua y electricidad, esta área para el desarrollo tecnológico se encuentra en el olvido, desperdiciando la cantidad de 87 millones de pesos invertidos para su construcción por parte del gobierno del estado y la federación.

De entrada, ubicado en una superficie estimada en cien hectáreas localizadas en la zona del Parque Mieleras, únicamente hay tres grandes edificaciones, dos de ellas totalmente equipadas.

El parque localizado sobre el bulevar San Pedro, cuenta con una gran estructura en la entrada principal, que es vigilada desde una caseta por un guardia contratado por la empresa constructora.

"Yo tengo diez meses aquí trabajando y está todo muy abandonado, sólo vienen algunos albañiles a colocar el piso de una de las naves industriales", declaró.

Grandes construcciones desperdiciadas

En efecto, de las tres grandes construcciones ubicadas en el lugar, dos están totalmente terminadas y equipadas, otra aunque abandonada en apariencia, presenta una gran estructura, con muchos detalles aún pendientes. Los albañiles colocaban el piso en la explanada de acceso a dicho inmueble.

En la parte principal del parque, se localiza un gran auditorio que muestra el abandono en que se ha tenido el lugar. Equipo mobiliario de oficina, lo que sería la recepción, aves muertas, cristales quebrados.

Puertas de cristal con apertura de sensor de movimiento, sin cerraduras, con sistemas de rieles dañados. Sillas empacadas con plásticos. Salones con modernos escritorios y sillones de oficina profesionales, todos empolvados.

El paisaje es el escombro y la basura

La tecnología que se visualizaba desarrollar en las empresas que se hubieran instalado allí, se localizó en el exterior, en donde instalaciones eléctricas sin protección con cables a la vista, aparatos de aire, minisplit de alta tecnología, hidroneumáticos, transformadores, todo a la intemperie, con telarañas ante el paso del tiempo y el desuso.

Maleza, basura, escombro, botellas, llantas viejas, son parte del paisaje exterior, frente a las grandes extensiones de tierra del entorno.

El único edificio que mostraba cierta actividad, es el que al parecer albergaría una incubadora de empresas tecnológicas, aún en construcción y en donde sólo algunos albañiles colocaban placas de piso cerámico en el exterior.

Al interior, amplios espacios abiertos daban vista a las encorvadas estructuras metálicas que dan forma al estilo modernista de la nave industrial.

Atrás se encuentra el tercer edificio de una sola planta, de lo que pudiera pensarse tendría una función de salas de capacitación, mismo que de igual manera se encuentra totalmente equipado.

Incluso pantallas de plasma están ya colocadas al interior de las aulas allí localizadas. La puerta principal con gruesas cadenas y candados, ya oxidados por el transcurrir del tiempo.

Incubadoras contempladas en el 2011

En el 2011, cuando se inició su construcción, se contemplaba que en su primera etapa contaría con incubadoras, auditorio con capacidad para 200 personas, aulas de capacitación, centro de negocios y oficinas administrativas.

Se visualizaba la instalación de empresas relacionadas con la tecnología de la información, nanotecnología, biotecnología y energías renovables.

La construcción de este inmueble se dio en base a estudios realizados por empresas como Consultora A.T. Kerney, el Banco Mundial, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología, quienes participaron en la elaboración del proyecto de construcción del PITT, que desarrollaría integralmente empresas de alto valor agregado e innovación en el mercado nacional y Estados Unidos.

Proyecto de casi 87 mdp

De acuerdo a la información del Gobierno del Estado de Coahuila, el Parque de Innovación y Tecnología de Torreón es un proyecto conjunto entre el Gobierno de Coahuila y el Federal, con una inversión de casi 87 millones de pesos, 43 millones 439 mil fueron depositados a Coahuila por la Federación, el pasado 26 de enero de 2010, para iniciar la construcción mientras que el estado aportó el terreno.

El guardia fue contratado por una empresa constructora, únicamente para cuidar la herramienta de los albañiles que colocan el piso en la nave central del complejo, no para el resto de los inmuebles allí abandonados.