“Será 2015 un reto, pero la meta es crecer entre 8 y 9 por ciento”

La cadena de franquicias de restaurantes, Wingstop México, cumplió cinco años en el país; a la fecha tiene 25 sucursales y en el mediano plazo esperan abrir 12 más. Este año pretenden cerrar con ...
“Nuestras sucursales son 50 por ciento más grandes que las de Estados Unidos”.
“Nuestras sucursales son 50 por ciento más grandes que las de Estados Unidos”. (Especial)

México

El impuesto especial a productos de alto contenido calórico y el aumento en los precios de los commodities han golpeado las ventas de los restaurantes, por lo que el panorama no es alentador; sin embargo, Wingstop tiene confianza en una mejoría para el siguiente año y espera continuar con su crecimiento.

La cadena de restaurantes Wingstop cumplió cinco años en México, por lo que Carlos Cantú platicó con MILENIO sobre cómo ha logrado posicionar la marca, los planes que tiene y la apertura de nuevas sucursales.

¿A qué se debe el despegue de la marca?

Realmente es una conjunción de varios factores, el más importante son nuestros clientes. Tenemos la preferencia de ellos y son los que nos han ayudado a crecer. Adicionalmente, tenemos una muy buena marca, con las mejores alitas, las mejores salsas te lo digo con mucho orgullo y no es presunción.

Tenemos un muy buen equipo dentro de la empresa, una buena red de franquiciatarios y proveedores muy confiables, que le han apostado a la marca, han confiando en nosotros y nos han ayudado a crecer. Cuando te asocias con estos proveedores todo comienza a fluir más rápido.

¿Abrirán nuevas sucursales durante 2015?

Iniciamos hace cinco años con una sola sucursal en Satélite, en el DF. En un lustro llevamos 25 sucursales, con un promedio de cinco por año, que es un muy buen número. Tenemos pensado meter el acelerador, vamos a abrir otros 12 restaurantes, que representa un crecimiento para la empresa de 67 por ciento.

Son muchos retos. Aunque se dice fácil, crecimos el personal, los procesos contables y operativos cambian. Necesitamos todos estar más capacitados para ir de la mano del crecimiento de la empresa.

Al día de hoy, en todo Wingstop tenemos 750 empleados en el país, que ya es un número considerable. Estamos en un proceso de transformación y esperamos con la apertura de esas sucursales llegar a mil 100 colaboradores.

Las próximas sucursales las abriremos en Hermosillo, León, Toluca, San Luis Potosí y Distrito Federal.

¿Cómo les afectó el impuesto Especial para Productos y Servicios que entró en vigor este año?

Nuestros márgenes se vieron lastimados. Las embotelladoras y fabricantes de postres tienen que cargar ese impuesto, y en muchas ocasiones no se lo puedes trasladar al consumidor, por lo que la empresa tiene que absorberlo.

Decidimos hacerlo de esa manera, dadas las situaciones macroeconómicas del país. Estás en un periodo en el que hay poca liquidez, poco flujo y si subes los precios rompes con la ecuación. Es por esto que decidimos absorber parte de ese incremento y buscar recuperar ese margen con eficiencias operativas y así continuar manteniendo ese valor a nuestros clientes.

El panorama no es positivo para el siguiente año, por la inflación y el alza en los precios de los insumos, ¿cuáles son sus previsiones?

Vemos una desaceleración y en Wingstop venimos de dos años muy exitosos. En 2013 crecimos 16.5 por ciento y 2014 cerraremos con 15 por ciento en ventas, comparando mismas tiendas eso quiere decir que en dos años hemos tenido un crecimiento de doble dígito, pese al problema de liquidez en el país.

"El próximo año será retador, estamos afinando nuestra proyección de ventas, pero al final del día tenemos una previsión positiva; quizá no alcancemos crecimientos de doble dígito, pero estaremos alcanzando 8 o 9 por ciento, que sería la meta".

¿Han pesado en alguna estrategia, como integrar nuevos productos a su portafolio?

Hicimos un cambio en el concepto tradicional del Wingstop originario de Estados Unidos, que está más enfocado en la venta del pollo. Aquí en México hicimos algunas modificaciones y estamos empujando el concepto de Wingstop Sport, que trae cambios en el menú, barra de bebidas y uniforme; una decoración más sofisticada, cambio en el audio y las pantallas para que la experiencia sea más enriquecedora, además del tamaño de las sucursales, que son 50 por ciento más grandes que en EU.

Esto significa un cambio de paradigma, porque en EU el uniforme ha sido el mismo desde el primer día que abrió el restaurante.

Afortunadamente, los cambios realizados les han parecidos positivos; parte del crecimiento que hemos tenido tiene que ver con la gran colaboración de Wingstop Estados Unidos, que nos ha visto como socios y nunca ha estado cerrado a las nuevas propuestas que hemos presentado. Nos ha dejado probar muchas cosas.

¿Por qué este nuevo concepto de Wingstop Sport?

Nuestro producto tiene una relación histórica con el futbol americano, nuestra temporada de mayores ventas es en la temporada de la NFL, de septiembre a febrero. Lo que queremos es ser el líder en el segmento casual dining, a fin de que puedas ir a ver cualquier deporte; tenemos 30 pantallas HD, tres señales, y queremos que donde estés no te pierdas ningún deporte.

¿Quiénes son tus principales proveedores?

Coca-Cola, Grupo Modelo, Simplot y Fox Sport; ellos nos han ayudado a consolidarnos y posicionar la marca.

¿En qué consiste la alianza con Fox Sport?

Iniciamos el año pasado, por lo que nos promocionamos en la NFL y también estamos presentes en Fox Para Todos, un programa de revista deportiva y en el cual la marca tiene la cualidad de interactuar con todo el talento. Nos ha funcionado muy bien.