Walmart de México sigue en crecimiento

Un atractivo de la compañía es su capacidad para generar efectivo y una propensión cada vez mayor de devolverlo.
Una sucursal de la cadena en la Ciudad de México.
Una sucursal de la cadena en la Ciudad de México. (Jesús Quintanar)

México tiene muchos atractivos. El crecimiento económico no es uno de ellos. El FMI recientemente redujo el pronóstico de producción del país a 3 por ciento en 2015, una expansión frente al año pasado, pero a kilómetros por detrás de la época de bonanza. El petróleo es un producto clave de exportación y contribuye con casi una tercera parte del presupuesto del gobierno. Pero los precios del crudo están bajos y al mismo tiempo la producción de México cae en el Golfo. El resultado es que se espera una contracción del gasto gubernamental durante uno o dos años. Y a pesar de los esfuerzos de la actual administración para reformar la economía, los salarios reales permanecen en el estancamiento.

Entonces, ¿por qué las acciones de Walmart de México son tan caras? Después de tener un crecimiento muy fuerte junto con el resto del mercado mexicano en los primeros meses del año, operan rápidamente 24 veces y avanzan hacia las estimaciones de ganancias. Esto para una compañía cuyas ventas crecieron 4 por ciento el año pasado, y 3 por ciento el año anterior. Las utilidades solo crecieron un poco más rápido. El crecimiento de ventas se aceleró en el primer trimestre de este año, pero los márgenes brutos cayeron. ¿La misma empresa se entusiasma con sus perspectivas de crecimiento? Bueno, el año pasado cayó la inversión de capital, el número de tiendas aumentó al mismo ritmo mediocre que las ventas.

Un atractivo de la compañía es su capacidad para generar efectivo y una propensión cada vez mayor de devolverlo. La compañía pagará un dividendo especial que, superior al común, impulsará su rendimiento por encima de 5 por ciento este año. La empresa no tiene deudas. Los pagos especiales continuarán.

Sin embargo, esto no es suficiente para explicar el precio de la acción. Lo que podría aclararlo son los precios que se pide que paguen los inversionistas interesados en el papel de grandes cadenas minoristas, de cualquier lugar del mundo. La casa matriz de Walmart de México en sí crece solo un poco por encima de la inflación; por esto se paga 16 veces las ganancias, varios niveles por encima del promedio a largo plazo de la compañía. La combinación poco atractiva de crecimiento y ganancias se encuentra en los minoristas de alimentos en todo el planeta. Al parecer, México no es la excepción.