Vulnerable a desastres, 70% de mexicanos: Axa

En los últimos 13 años, el país gastó 25 mil mdp anuales y, de acuerdo con la Amis, 79 millones de habitantes están expuestos a algún siniestro.
Xavier de Bellefon, presidente de Axa.
Xavier de Bellefon, presidente de Axa. (Octavio Hoyos)

México

En materia de protección, México está “verde”, no obstante que es uno de los países más expuestos a los desastres naturales, pues 70 por ciento de su población es vulnerable, aseguró Xavier de Bellefon, presidente de Axa.

En entrevista con MILENIO, el titular de la aseguradora francesa señaló que en los últimos 13 años, entre temblores y huracanes, el país gastó 25 mil millones de pesos anuales, sin incluir el costo humano, lo cual es consecuencia de que solo 5 por ciento de las casas tiene una póliza de seguro.

Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis) indican que de los 114 millones de habitantes que tiene el país, 79 millones están expuestos a ser víctimas de algún siniestro natural.

Por ello, el también vicepresidente de la Amis resaltó que el objetivo del sector es señalarle al gobierno que se trata de un tema serio que no ha sido atendido como en otros países, donde inclusive han diseñado protecciones a la medida de los riesgos de su población.

“Todos los países afectados por catástrofes tienen soluciones que dependen de la voluntad política; en España hay un sistema donde los desastres están cubiertos con un impuesto, el dinero va a un fondo y todos están cubiertos; en Rumania es obligatorio el seguro contra terremoto, en fin, todo depende de la colaboración del gobierno”, dijo.

Otro tema en el que se debe seguir trabajando, resaltó De Bellefon, es en el de los accidentes viales, toda vez que México es uno de los 10 países más peligrosos; según la Amis, al año se registran 4 millones de accidentes en las carreteras, los cuales dejan 40 mil discapacitados y 17 mil muertos.

El presidente de Axa México indicó que la aseguradora trabaja en mecanismos que inculquen la cultura de protección entre la población; sin embargo, precisó que no es suficiente y que la experiencia de otros países refleja que es necesario impulsar los seguros obligatorios entre la sociedad.

“Los ciudadanos no vamos a cambiar sin que nos obliguen, eso es lo que hemos aprendido sobre todo de Europa y de países donde han bajado mucho los accidentes viales; cuando subes a tu coche no piensas en poder provocar algo, creo que si el gobierno no se pone firme con esto, la situación en México no va a cambiar”, dijo.

Por ello, el directivo de origen francés, consideró que para dar un paso hacia una mejor protección tanto en desastres naturales como en accidentes viales, la colaboración entre el sector público y privado es primordial, ello sin dejar de lado la cultura que haga ver a la gente que un seguro cuesta poco, comparado con lo que le puede pasar.

En contraste con otros países, México tiene una baja penetración del sector como porcentaje del producto interno bruto; no obstante, la implementación del seguro obligatorio en carreteras federales, el cual quedará completo en cinco años, aumentará de forma exponencial la cobertura.

No obstante, advirtió que hay factores que si bien no podrán detener el avance de sistema de seguros del país, sí significarán un freno, por ejemplo si el gobierno no pone más atención en el tema de desastres naturales o accidentes viales, o bien mantiene la presión con mayores tasas fiscales a la clase media.

Resaltó que el sector se enfoca en llegar a este tipo de población, pero advirtió que el aumento de impuestos se puede traducir en que la gente deje de consumir.

Las mayores tasas puede llevar a que los contribuyentes se desanimen, eso pasó en Francia; aquí veremos qué pasa, pero los gravámenes son bastante altos para el nivel de servicios públicos que tiene México; hay que tener cuidado con eso, concluyó.

Pólizas inaccesibles

De acuerdo con la Condusef, existen cuatro pólizas clave para tener una protección ideal las cuales son: un seguro de vida, de gastos médicos, de automóvil y de casa habitación.

Para el pago de la prima en tan solo en estas cuatro pólizas un usuario puede gastar hasta 38 mil pesos, lo cual es 52 por ciento de lo que gana una personsa con un ingreso de 6 mil pesos mensuales.

Una póliza con grandes coberturas para una casa habitación valuada en 1.5 millones de pesos, tiene un costo anual de 5 mil pesos.