Volverá tráfico de carga ferroviario a Guatemala

Fegua quiere el ferrocarril mexicano Chiapas-Mayab conecte con tres terminales de ese país y estima que esté listo a fin de año.

Acapulco

A finales del presente año se prevé reactivar el tráfico ferroviario de carga entre México y Guatemala, y a largo plazo se tiene el proyecto de ampliarlo con una modalidad turística para pasajeros, declaró Rafael Rottman, interventor de Ferrocarriles de Guatemala (Fegua).

Las vías de Guatemala requirieron mucho tiempo, trabajo político y en tribunales para ser recuperadas y ya están listas; tienen un programa que será fondeado por el Banco Mundial, que requerirá al menos 900 mil dólares, cerca de 16 millones 200 mil pesos, refirió.

En entrevista, dijo que se busca que el ferrocarril mexicano Chiapas-Mayab conecte con tres terminales en Guatemala, en el municipio de Tecún Umán, que enlazaría con Ciudad Hidalgo, Chiapas.

Cabe destacar que la infraestructura para ese tráfico comparte el mismo ancho de vía; esas operaciones las realizaba el tren mexicano hace una década, antes de los daños que provocó el huracán Stan a la infraestructura ferroviaria mexicana en 2005.

El ancho de vía es la principal diferencia para lograr la conexión entre el sistema ferroviario mexicano más allá de la frontera sur; en México se ocupa la dimensión de Norteamérica, y en Guatemala y Centroamérica ésta es menor, por ello el proyecto es homologar las vías de Guatemala con las de Norteamérica, refirió Rottman

Se trata de un trabaja coordinado por el ferrocarril mexicano Chiapas-Mayab, que opera el gobierno federal.

Gustavo Baca, director general del Ferrocarril Chiapas-Mayab, detalló que el tráfico de carga entre ambos países vía carretera se complica, pues se requieren entre 14 y 24 horas por camión para hacer el cruce, por ello se busca reactivar el transporte ferroviario, que ayudaría a descongestionar la frontera sur.

Un mercado potencial para ese tráfico de carga, agregó Baca, es que se envía acero de Orizaba a Guatemala, que se transforma en perfiles y regresa a México; “es uno de los proyectos que está detenido porque no es ágil el paso por la frontera”, detalló.

El objetivo es transportar por lo menos medio millón de toneladas de intercambio ferroviario; los camiones pasan hasta 13 millones de toneladas. Las mercancías con potencial para ser transportadas por ferrocarril son cemento, metales, minerales, productos agrícolas y de consumo, químicos, petroquímicos y automotrices.

Entre los planes, dijo Rafael Rottmann, es presentarle a Centroamérica el proyecto del tren para que la región se una a Norteamérica por medio del tráfico ferroviario y se tenga acceso a productos de Canadá y Estados Unidos.