Volatilidad del peso pone en riesgo a la industria: CIAJ

Felipe Gómez García señala que no permite asumir compromisos a largo plazo, lo que provoca incertidumbre entre los empresarios de los alimentos.

Guadalajara

La volatilidad que ha registrado el peso en las últimas semanas pone en riesgo a la industria al no permitir a los empresarios asumir compromisos a largo plazo, aseguró Felipe Gómez García, presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), quien señaló que hasta que se estabilice el tipo de cambio habrá tranquilidad para ofrecer mejores precios finales al consumidor.

“Sin duda que la volatilidad que estamos experimentando en los precios de los commodities y como consecuencia en el tipo de cambio nos está poniendo en riesgo en un nivel de incertidumbre para el largo plazo. Ahorita sabemos que el dólar cuesta 14.70 pero no tenemos la menor idea de cuánto va a costar mañana y eso no nos permite adquirir compromisos a largo plazo, pues puede representar algunos incrementos importantes para cubrir ese riesgo”, comentó el presidente de la CIAJ en entrevista para MILENIO JALISCO.

Gómez García espera que la estabilidad en el tipo de cambio se alcance pronto, pues no beneficia a nadie, pues el poder adquisitivo de todos se reduce y no es posible ofrecer precios competitivos, “esperemos que las cosas se den rápido, que se acomoden nuevamente las variables económicas para que ya
podamos tener certidumbre. Si el tipo de cambio sigue fluctuando tanto y con tanta volatilidad es muy complicado poder ofrecer precios competitivos para los industriales, además, que un tipo de cambio caro no beneficia a nadie, en teoría el sector exportador es el que se beneficia pero ese mismo sector
exportador tiene muchos empleados” que resienten la pérdida de valor del dinero.

Por otra parte, el líder de los empresarios del ramo alimenticio comentó que la expectativa de crecimiento para 2015 es de 5 por ciento, aunque siendo realistas los empresarios se conformarían con alcanzar 4 por ciento, “como un objetivo optimista sí [llegar a 5 por ciento], como un objetivo esperado
debiéramos pensar en un 4 por ciento, que representaría ya una tasa de crecimiento mayor a la que hemos reportado los dos últimos años, sin embargo, siendo optimistas y si se terminan de conjugar los buenos factores que se nos vayan presentando en el camino pues es posible volverlo a lograr porque
a ese ritmo veníamos creciendo consistentemente hasta el año 2012”.

Gómez García informó que pese a tener un mal inicio de año en 2014 la industria pudo recuperarse y alcanzar un crecimiento cercano al 4 por ciento, después de pasar por un bache en 2013, “anualmente es una historia y semestralmente es otra historia.

El primer semestre del año 2014 fue tan complicado como lo fue todo el año 2013, las afectaciones, el entorno, particularmente para la industria alimenticia, tuvieron todavía sus secuelas de una manera contundente hasta el mes de junio de 2014. Afortunadamente el mes del mes de julio en adelante se empezó
a componer un poquito el panorama, empezó a haber un repunte y eso nos permitió que el cierre anual fuera con sabor positivo”.