Vodafone será la mayor firma de telefonía de India

El acuerdo al que llegó con su rival local crea una agrupación con una valoración de 23 mil millones de dólares.
Mangalam Birla, presidente de la nueva entidad, y Vittorio Colao, CEO de Vodafone.
Mangalam Birla, presidente de la nueva entidad, y Vittorio Colao, CEO de Vodafone. (Danish Siddiqu/Reuters)

Nueva Delhi y Pune

Vodafone llegó a un acuerdo para fusionar sus operaciones en India con su rival local Idea Cellular y de esta manera crear el operador de telefonía móvil más grande del país, con una valoración de más de 23 mil millones de dólares (mdd).

El lunes las dos compañías confirmaron el acuerdo, el cual es la segunda fusión en el sector en la misma cantidad de meses, ya que los operadores de telecomunicaciones luchan para responder a la incursión agresiva en la industria por parte de Reliance Industries, el grupo de productos petroleros.

La consolidación de la industria busca encontrar las economías de escala después de que Reliance Jio invirtió 25 mil mdd en un servicio de datos 4G a escala nacional, y anunció tarifas muy por debajo de las vigentes, al igual que ofrecer servicios gratuitos durante seis meses.

El mes pasado, Bharti Airtel dio el disparo de salida en un acuerdo a la defensiva con planes para comprar a Telenor de Noruega empresas de India. Después de fusionar Vodafone India e Idea, que se espera concluya en 2018, el grupo combinado será el operador de telefonía móvil más grande de India, con casi 400 millones de usuarios y 35 por ciento de participación del mercado por número de clientes. El acuerdo le da a Vodafone India un valor de empresa de 828 mil millones de rupias (12 mil 600 mdd) y a Idea un valor de empresa de 722 mil millones de rupias.

Vodafone será propietario de 45.1 por ciento del nuevo negocio, mientras que Aditya Birla Group, la matriz de Idea, poseerá 26 por ciento después de pagar 39 mil millones de rupias en efectivo por una participación de 4.9 por ciento.

Las acciones de Idea, que subieron casi 15 por ciento el lunes, cayeron rápidamente para operar 8.5 por debajo, ya que los inversionistas mostraron su descontento por las condiciones del acuerdo.

Chris Lane, analista de Bernstein, dijo que eso refleja las inversiones especulativas basadas en la anticipación de que Vodafone pagaría una gran prima en la adquisición, después de que las dos empresas confirmaron en enero que estaban en negociaciones.

Las acciones de Vodafone, que cotizan en Londres, operaron con una baja de 0.2 por ciento, para llegar a 212.22 peniques. El acuerdo es un hito en la experiencia difícil de Vodafone en India, que comenzó con la adquisición por 6 mil millones de libras (7 mil 400 mdd) en 2007 de la participación mayoritaria de Hutchison Essar, que más tarde adquirió totalmente en medio de una ola de inversión extranjera en el sector.

Cinco años más tarde la compañía recibió un golpe fiscal de 2 mil 500 mdd que aún es objeto del arbitraje internacional, y quedó sorprendida por la ferocidad de la competencia de precios, lo que llevó a dos amortizaciones por un total de 6 mil 600 millones de libras en 2010 y 2016.

La fusión con Idea, con sede en Bombay, le dará a Vodafone un medio para asegurar una cotización pública para sus activos indios, ya que desde hace mucho tiempo evalúa una oferta pública inicial.