Virgin mantiene su plan de obtener un millón de usuarios

La empresa, que apenas lleva un año en el país, busca clientes de 18 a 53 años. Aouragh es su segundo líder en el mercado de los servicios de comunicación inalámbrica. Este operador móvil virtual ...
Farid Aouragh, flamante director de la firma de comunicación inalámbrica.
Farid Aouragh, flamante director de la firma de comunicación inalámbrica. (Especial)

México

“Soy un hombre de retos”, fue la primera frase de Farid Aouragh, nuevo director general de Virgin Mobile, quien aseguró que este operador virtual móvil, propiedad de Sir Richard Branson, va viento en popa.

La empresa, que llegó el año pasado a México para ofrecer servicios de telefonía inalámbrica rentando espectro a Movistar, tuvo un breve liderazgo por parte de Cecilia Vega, quien fue su directora general por unos meses el año pasado.

Ante ello, Aouragh, experto en desarrollar marcas de consumo, se siente como el capitán que afinará la dirección y tomará el liderazgo de esta telefónica.

¿Cómo recibió la empresa?

Estoy agradablemente sorprendido, porque hay un gran trabajo de planeación estratégica que se hizo por profesionales, por la gente de Virgin Global y por el equipo de México. Me encontré con un equipo maduro y conocedor, lo que tal vez hacía falta es un capitán o un comandante que tomara el timón, para estar en la proa del barco y esa es mi pretensión.

Mi intención es dirigir este barco, que tiene una dirección definida, clara, que solo vamos a afinar porque ha dado muy buenos resultados.

¿Han logrado entonces las metas establecidas al llegar a México?

Tuvimos recientemente una junta en la que revisamos nuestro plan de negocio, y estamos adelantados en su cumplimiento, eso es una muy buena noticia, porque estamos adelantados en términos de clientes netos, de tráfico. No puedo dar cifras, pero seguimos con el mismo objetivo de tener un millón de clientes en los próximos meses.

¿Esto sería a finales del presente año?

En el plan hay una fecha precisa establecida, pero por el momento no podemos revelarla, aunque ya llegará el momento de anunciarlo.

¿Cómo está su relación con Telefónica, están bien de trabajar con su red?

Estamos muy contentos con Movistar, realmente encontramos buenos socios, cuando nos juntamos a hablar sobre el mercado, o de cómo vamos a seguir el despliegue de la marca, lo primero que encontramos es transparencia y, segundo, mucho apoyo; lo cierto es que el mercado ha cambiado estos dos últimos años, las tarifas han bajado mucho, todos tuvimos que rehacer nuestra tarea, lo que eso ha implicado y poder sentarse a la mesa de Telefónica para compartir estas afinidades y encontrar soluciones para nosotros es un gran alivio y una prueba de confianza en el operador  con el que hemos crecido.

¿Cuál es tu reto en corto plazo?

Mi reto es el reto de la organización, principalmente lograr la capilaridad y la portabilidad, capilaridad porque nuestro despliegue está basado en la capacidad que tengamos de estar presentes en los lugares que definimos como importantes para la marca, para estar en contacto con el segmento de clientes que hemos elegido, para lograrlo se requiere de un despliegue nacional que implicará mucho capital y tiempo pues hablamos de un equipo que pronto superará las mil personas en todo el país.

¿Y la portabilidad porque implica un reto?

La portabilidad, lo puedo afirmar, es un tema que aún no es tan entendido por el consumidor, incluso es frenado por el entorno regulatorio y por el entorno competitivo, por esos son mis dos retos en este momento.

¿Cómo ve a Virgin en tres años?

En dos o tres años nos vemos como una empresa cuyo reconocimiento de marca y conciencia de marca habrán crecido sustentada en buenas razones, una debe ser el buen servicio y otra importante el despliegue de nuestra estrategia, lograr la visibilidad masiva a escala nacional; nos vemos como una empresa que ya debió haber alcanzado los dos millones de suscriptores y que va a ir consolidándose en el mercado mexicano.

¿Es este un buen momento para consolidarse?

Hay un sentido de urgencia para tomar rápidamente este mercado, sobre todo por los cambios que están por llegar; AT&T está por llegar, hay otros grandes operadores que también están pensando en qué hacer durante los próximos dos o tres años, pero confiamos en que  nuestro plan es el adecuado, porque es un mercado de más de 60 millones de usuarios y nos interesa tener esos dos o cuatro millones que hemos identificado, por ello estamos aplicando la inteligencia de mercado, eso es lo que hacemos.

¿El mercado mexicano es suficientemente grande para tener más operadores móviles virtuales?

Yo creo que aguanta a muchos más, pero ser operador virtual es saber hacer, uno no se improvisa operador virtual; el éxito no se logra por ser una marca muy grande o por tener cobertura nacional, no se pueden; improvisar para ser operador virtual, por eso los que sobrevivirán serán contados, y aquí, como decimos en México, el que pega primero pega dos veces, y por eso para nosotros era importante estar presentes lo antes posible en el país no fuimos el primero, pero creo que sí somos el más reconocido.

¿Cómo van a enfrentarse al mercado mexicano?

Es un mercado complicado que ha sido dominado por actores históricos, pero que está en vía de cambio, la reforma en Telecomunicaciones ha ayudado mucho en eso; obviamente seguimos con una neblina tarifaria que ha sido instrumentada y que es un obstáculo para que el consumidor entienda la oferta de valor que están proponiendo nuevos actores, principalmente porque no ha sido educado ni motivado para buscar ofertas de valores más interesantes.

¿Su propuesta sí será entendida?

La propuesta de Virgin va con claridad, transparencia, planes desarrollados a la medida del segmento que hemos identificado, porque nuestra ambición no es ser la compañía más grande, queremos atender a clientes afines a mi marca, con ciertas necesidades, las cuales vamos a atender con planes que son resultado de importantes investigaciones de mercado.

¿Cómo van a lograrlo, pues incluso hay estudios que afirman que los OMV tienen precios más elevados que los tradicionales?

Hay una cosa muy importante, y no lo digo yo, lo dicen estudios del Ifetel y otros, que el precio no es siempre el único diferenciador; nos hemos dado cuenta que los consumidores buscan otros valores, el servicio es el punto de anclaje más fuerte hoy en día para los aspirantes a cambiar de servicio de telefonía móvil.

¿Cómo conquistas un mercado como el nuestro, qué propones?

Nuestro mercado es un segmento que va de los 18 a los 53 años, y no hablo de la totalidad, yo no quiero gastar ni invertir miles de pesos en medios masivos, lo que quiero hacer son inversiones quirúrgicas en redes sociales, operaciones específicas con ciertos tipos de universidades.

Vamos a desarrollar con nuestro discurso, afinidades entre nuestra marca y el consumidor, es tener presencia en el campo, incluso personalmente divido mi tiempo entre el campo y el trabajo de nuestra realidad en redes sociales, incluso trabajamos ya en el desarrollo de paquetes para cada cliente; no por segmento sino en una oferta digamos a la carta.

¿Les afecta la situación económica y de seguridad del país?

Yo tengo 22 años en México, mismos que han sido años de contrastes, tuvimos cortos periodos de bonanza y periodos de crisis, lo que estamos viendo en estos dos últimos años no es muy diferente a lo que ya vivimos en años anteriores, con altibajos donde el panorama internacional no es el mejor del mundo, pero para nosotros es una gran oportunidad para invertir.