Virgin Galactic mantendrá su proyecto de turismo espacial

Sir Richard dijo que era imposible garantizar que los vuelos espaciales suborbitales, que costarán alrededor de 250 mil dólares por pasajero, puedan ser totalmente seguros.
Virgin Galactic
(Especial)

Davos

Richard Branson seguirá adelante con la empresa de turismo espacial de Virgin, a pesar del fatal accidente de una de sus naves en octubre y espera utilizarla eventualmente para vuelos a gran velocidad alrededor de la TIerra.

Sir Richard, cuya empresa Virgin Galactic anunció esta semana que también utilizará sus naves para lanzar una red de satélites de telecomunicaciones, dijo que se preguntó a sí mismo si valía la pena continuar después del accidente, en el que murió un piloto de pruebas y otro resultó gravemente herido.

“Cuando sucedió, recuerdo que pensé ‘Dios mío, si esto pasa de nuevo nos crucificarán completamente. ¿Vale la pena seguir adelante?’ Pero si tomas esa actitud, el progreso nunca llega”, dijo sir Richard en una entrevista con Financial Times en Davos.

“Tenemos 300 ingenieros que trabajan incansablemente para lograr terminar la próxima nave espacial y pasar a los vuelos de prueba. No voy a dar las fechas porque ya cometimos ese error antes, pero cuando lo hayamos hecho y la Autoridad Federal de Aviación nos de el registro, estaremos arriba, arriba y muy lejos”.

Sir Richard dijo que era imposible garantizar que los vuelos espaciales suborbitales, que costarán alrededor de 250 mil dólares por pasajero, puedan ser totalmente seguros. “Uno no puede garantizar nada, pero trabajamos para lograr que sea lo más seguro posible, y cuanto más tiempo operemos, más seguro será”, dijo.

Dijo que Virgin Galactic “al final” quiere usar la tecnología, que involucra el lanzamiento al aire de un cohete desde una nave nodriza para ofrecer vuelos alrededor de la Tierra. Sin embargo, primero tenemos que lograr que la empresa de turismo madure.

Virgin Galactic invierte entre 150 y 200 mdd en la construcción de una segunda nave nodriza para lanzar varios cientos de satéites como parte de una empresa con OneWeb. La empresa tiene planes de crear una constelación de 648 satélites de órbita baja para ofrecer acceso móvil e internet.

La red OneWeb costará alrededor de 2 mil mdd. Virgin y Qualcomm, la empresa de tecnología móvil, se convirtieron en inversionistas de etapa inicial para buscar después a otros interesados. El plan llega en medio de un renovado interés en ofrecer telecomunicaciones a través de satélites para países desatendidos.

Juntos, Google y Fidelity invirtieron mil mdd en SpaceX, la empresa que creó Elon Musk, el fundador de Tesla, la compañía de coches eléctricos, con la esperanza de utilizar los satélites para comunicaciones. Sir Richard dijo que OneWeb va adelante de SpaceX y ya cuenta con la reservación de 2,500 slots de satélites.

Los esfuerzos anteriores de usar redes de satélites para las telecomunicaciones fracasaron, pero Sir Richard dijo que desde entonces la tecnología ya avanzó. Los satélites pueden ofrecer acceso a internet de alta velocidad no solo en África y Asia, sino en algunas áreas de baja población en Estados Unidos, Australia y Europa.