Viable, atraer mayor inversión foránea: CCE

Se requiere una adecuada estrategia de promoción mundial y trabajar en el fortalecimiento de las instituciones, dice.
Los cambios realzan las ventajas de México, considera Gerardo Gutiérrez Candiani.
Los cambios realzan las ventajas de México, considera Gerardo Gutiérrez Candiani. (Octavio Hoyos)

México

Con una adecuada estrategia de promoción internacional y trabajo en el fortalecimiento institucional, México puede mantener ritmos de entrada de inversión extranjera directa (IED) de 30 mil millones de dólares anuales, en los próximos años, estimó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El presidente del organismo empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, indicó que al trabajar en estos temas y con los cambios estructurales que se están llevando a cabo, en 2015 el país puede ubicarse entre las primeras cinco economías más atractivas para la IED.

Aunque no se tiene la cifra oficial de IED que ingresó al país en 2013, de acuerdo con estimación de la Secretaría de Economía, ésta rondará los 35 mil millones de dólares, debido a la operación inusual que significó la venta de Grupo Modelo, pues si se descuenta esa operación los flujos de inversión serían de alrededor de 22 mil millones de dólares.

El presidente del CCE puntualizó que las reformas que se han aprobado realzan las ventajas comparativas que previamente más se valoran sobre México muchas empresas e inversionistas globales, en aspectos como juventud de la población, economía estable, posición geográfica y mano de obra calificada.

“El bono demográfico y un mercado interno con bases para ubicarse entre los más dinámicos del mundo; economía estable en sus indicadores fundamentales y entre las más globalizadas; costos altamente competitivos en factores clave de la producción; posición geoestratégica, con gran accesibilidad a los mercados más dinámicos, son las ventajas”, subrayó.

El presidente del CCE afirmó que los inversionistas visualizan oportunidades en telecomunicaciones y radiodifusión, así como en un proceso de reindustrialización que debe tomar fuerza en varias zonas del país, como el norte y la frontera,  que está en línea con un relanzamiento de la relación bilateral con Estados Unidos, orientada a la integración energética y productiva.

Gutiérrez Candiani puntualizó que también representan oportunidades para la inversión corredores como la zona del istmo, por sus ventajas logísticas, y el desarrollo de clusters que está en marcha en industrias como la aeronáutica, la automotriz y la electrónica, así como el turismo y segmentos de alto valor agregado en servicios, como los relacionados con la salud.

El líder del gremio empresarial dijo que las buenas noticias de cambios que México ha podido dar en foros como el de Davos, Suiza, tienen que convertirse en inversiones, crecimiento, oportunidad y, sobre todo, prosperidad económica.

“México llegó este año a Davos con la oportunidad de compartir la experiencia de haber logrado un paquete amplio de reformas de gran calado, tras años de parálisis en cuanto a cambios legales e institucionales de carácter estructural. Hemos tomado la decisión de rediseñar aspectos clave de nuestras instituciones y la economía para enfrentar los retos y aprovechar las oportunidades que presenta el futuro; hay que sostenerla con visión, compromiso y mucho trabajo”, opinó.