Cae 50% venta de pan dulce por impuestos

El gerente de la Canainpa Laguna, explicó que de un precio de 4.80 pesos que se tenía hasta el 2013, subió a 5.20 pesos con 8% de gravamen.
El Gobierno Federal tomó la determinación de gravar solo el pan dulce y no el blanco.
El Gobierno Federal tomó la determinación de gravar solo el pan dulce y no el blanco. (Luis Carlos Valdés de León)

Torreón, Coahuila

Donas, conchas, moños, chorreadas, chilindrinas, hojaldras, orejas, churros, empanaditas, polvorones y rollos de canela entre otros, podrían dejar de formar parte de la tradición culinaria del lagunero.

Y es que la industria panificadora de la Comarca reporta una caída de más del 50 por ciento en la venta del pan dulce, tras la aplicación del ocho por ciento de impuestos a partir del 1 de enero.

Según Gabriel Núñez Reynoso, gerente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa) en La Laguna, la disposición federal publicada en el Diario Oficial de la Federación ( http://www.dof.gob.mx/) que entró en vigor el 1 de enero, les ha perjudicado de manera importante.

Explicó que de un precio de 4.80 pesos que se tenía hasta el 2013, subió a 5.20 pesos el pan dulce con 8 por ciento de gravamen.

"Lamentablemente este impuesto se generó por el tema de los productos con azúcar, pero está perjudicando en las ventas y en la estabilidad financiera de las panificadoras", añadió.

Pese a que el alimento estaba considerado como un producto de la canasta básica, el Gobierno Federal tomó la determinación de gravar solo el pan dulce y no el blanco.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Gasto 2012, los mexicanos destinan 37 por ciento de su dinero en alimentos. De éstos 21.1 por ciento son para pan y cereales, mientras que 14.9% es para azúcar, dulces, miel y chocolates.

Pláticas informativas

En este contexto, la Canainpa llevará a cabo este jueves y viernes a las cuatro de la tarde en el hotel Holiday Inn, pláticas informativas en donde se darán a conocer aspectos referentes al impuesto al pan de azúcar y las afetaciones que tendrán las pequeñas panaderías en materia de facturación electrónica.