Ven riesgo económico para México por Estados Unidos

Moody’s indica que aunque el crecimiento en México y Canadá se ha mantenido relativamente estable ante la caída de los precios del crudo, en el país la confianza de las empresas podría verse ...
El PIB de EU creció sólo 0.2% durante el primer trimestre de 2015.
Las principales afectaciones son para los países que exportan a EU. (Reuters)

México

Canadá y México serán los países más afectados ante la desaceleración económica de Estados Unidos; la economía más grande del planeta enfrenta riesgos a la baja debido al menor ritmo en las ganancias de los corporativos por la apreciación del dólar, advierte el reporte sobre Perspectivas Macro Globales 2016-2017 de Moody’s.

La agencia de calificación crediticia explica que en los últimos años —el periodo de recuperación después de la crisis que inició en 2008— los corporativos de EU mejoraron sus rendimientos debido a que mantuvieron una baja inversión, pero mantuvieron una creación robusta de empleos.

Pero ese avance parece revertirse  debido a que la inversión se redujo más con el encarecimiento del dólar, por lo que Moody’s teme que pueda tener un efecto en el empleo —uno de los indicadores que utiliza la Reserva Federal para aumentar su tasa.

La agencia indica que aunque el crecimiento en México y Canadá se ha mantenido relativamente estable ante la caída de los precios del crudo, gracias a un sector exportador no petrolero calificado como “robusto”, “en el país la confianza de las empresas podría verse afectada por las tensiones en Petróleos Mexicanos, en conjunto con los efectos de una menor demanda de Estados Unidos”.

Moody’s indica que su pronóstico de crecimiento para este año se ubica en un intervalo de entre 2 y 3 por ciento anual, similar al estimado del año pasado, de 2.5 por ciento. Estados Unidos conserva un cálculo de la misma magnitud, de 2 y 3 por ciento para este año, pero Canadá posee una proyección inferior, con un intervalo de entre 1.5 y 2.5 por ciento.

El “apagado” crecimiento de EU es uno de los factores que afectan a países que dependen de las exportaciones —como  México, cuyo 80 por ciento de sus envíos va a ese país—, y la inversión de EU comenzó a caer en 2015. Moody’s indica que esa débil inversión se debe en parte a una menor entrada de recursos al sector energético, pero reporta que otros sectores registraron una menor inversión, así como un repunte en fusiones y adquisiciones entre empresas.

Por su parte, el banco británico Barclays señala, en un reporte reciente sobre la actividad macroeconómica, que EU conserva una perspectiva, pero no descartó que persistan los riesgos por el entorno de volatilidad.

“Datos recientes han sido consistentes con nuestra visión de que la desaceleración en el crecimiento fue en su mayor parte contenida en el cuarto trimestre (de 2015)”, explica el análisis.

El Banco de México, así como la Secretaría de Hacienda, prevén que la recuperación de EU impulse a la economía mexicana en el corto y mediano plazos. Esta recuperación se refleja en el aumento de tasas de interés de la Fed. Pero analistas indicaron que debido a los riesgos a la baja para el crecimiento de EU y el mundo, la Fed retrasará dichos aumentos a lo largo de 2016.

“Hemos revisado nuestra perspectiva de tasas de interés de la Reserva Federal”, indicó en un reporte Raúl Rodríguez, asesor macroeconómico y de mercados de Grupo Financiero Banamex. La institución tenía previsto tres incrementos en la tasa de la Fed de 25 puntos base; es decir, 0.25 puntos porcentuales, pero cambió ese pronóstico a solo dos incrementos en el año, debido a un contexto de debilidad económica global y un tono más “acomodaticio” de la postura de política monetaria de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen.

Hacienda inició un recorte presupuestal de 132.3 mil millones de pesos, mientras que el Banco de México aumentó su tasa de interés 0.5 puntos porcentuales, para mantener “fundamentos macroeconómicos sólidos” por el entorno internacional adverso.