Vehículos autónomos de Samsung, a prueba en carreteras coreanas

La aprobación de Seúl mantiene al "chaebol" en la competencia contra Uber, Alphabet y Apple.
Tesla, líder en desarrollo.
Tesla, líder en desarrollo. (Shutterstock)

Seúl

El empuje de Samsung en la tecnología de autoconducción llegó a un nuevo hito después de que las autoridades de Corea del Sur otorgaron a la compañía el permiso para probar los vehículos de autoconducción en las carreteras del país.

La decisión del gobierno de Seúl mantiene al grupo coreano de productos electrónicos en la competencia con empresas como Uber, Alphabet y Apple, todos ellos se encuentran en el desarrollo de este tipo de vehículos autónomos.

El mes pasado, Apple —un rival de Samsung— recibió el permiso de los reguladores de California para probar los vehículos de autoconducción en ese estado.

En lugar de tratar de fabricar vehículos completos, los dos grupos de tecnología se enfocan en los sistemas y componentes que sostienen los vehículos de autoconducción, y Samsung mejora un modelo comercial de Hyundai con sensores avanzados y tecnologías de aprendizaje profundo.

El fabricante de smartphones es el primer grupo de electrónicos de Corea del Sur que obtiene el aval del gobierno para probar los vehículos de autoconducción. El gobierno del país suavizó las regulaciones sobre los vehículos para estimular el crecimiento económico. “Los vehículos de autoconducción requieren de la colaboración de varias tecnologías de vanguardia de los sectores automotor, inteligencia artificial y comunicación e información”, se dijo en un comunicado del Ministro de Tierras, Infraestructura y Transporte.

“El vehículo de Samsung utiliza inteligencia artificial, o algoritmos de aprendizaje profundo, que hacen inferencias por cuenta propia respecto a situaciones y obstáculos en el camino”, agregó el ministerio.

El grupo con sede en Suwon declaró sus ambiciones en el campo en 2015 con la creación de un equipo para el desarrollo de componentes especializados. Pero pocas cosas se escucharon hasta octubre del año pasado cuando la compañía anunció la adquisición de Harman International, el proveedor estadunidense de componentes automotrices, por 8 mil millones de dólares, una acción que Samsung dijo le daría una “presencia importante en el enorme mercado y de rápido crecimiento de las tecnologías conectadas, sobre todo en la electrónica automotriz”.

Sin embargo, la compañía descartó las sugerencias de que tiene la intención de fabricar vehículos completos. “No nos interesa construir coches”, dijo Young Sohn, presidente y director de estrategia de Samsung, en noviembre.

Los analistas consideran que la decisión de la compañía para convertirse en proveedor de tecnología de autos inteligentes se ajusta a la perfección, al tomar en cuenta las capacidades establecidas por la compañía en la tecnología de pantallas y los semiconductores.

“Samsung Electronics planea desarrollar algoritmos, sensores y módulos de computación que harán que un vehículo de autoconducción sea confiable incluso en las peores condiciones climáticas”, citaron el lunes los medios locales.

Corea del Sur emitió 19 permisos para probar vehículos de autoconducción desde el año pasado. Hyundai Motor, el fabricante de automóviles más grande del país, fue la primera compañía en recibir el permiso.