Estados Unidos amplía pesquisa a rivales de VW

Bajo escrutinio, más de dos docenas de modelos a diésel fabricados por BMW, Chrysler, GM, JLR y Mercedes-Benz.
El motor TDI a díésel.
El motor TDI a díésel. (Shutterstock)

Washington y Nueva York

Más de dos docenas de modelos de automóviles a diésel fabricados por BMW, Chrysler, General Motors, Jaguar Land Rover (JLR) y Mercedes-Benz se encuentran bajo escrutinio, luego de que las autoridades de Estados Unidos revelaron el truqueo de Volkswagen a los sistemas de prueba de emisiones, por lo que investigan si sus rivales incurrieron en engaños similares.

La Agencia para la Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés) amplió su búsqueda de “dispositivos de engaño” basados en sistemas de software que reportan emisiones menores durante pruebas de laboratorio, y abarcarán por lo menos 28 modelos a diésel, según se ve en un documento oficial consultado por Financial Times.

Con las investigaciones se espera determinar si el fabricante alemán iba solo en el truqueo de las pruebas de emisiones o si la práctica es más extendida. VW admitió que los dispositivos, que encienden los controles de contaminantes durante las pruebas de laboratorio, se instalaron en unos 11 millones de vehículos en el mundo, lo que provocó la renuncia del director general de la armadora, Martin Winterkorn.

Fiat Chrysler, Mercedes, GM y JLR dicen que no han instalado dispositivos de engaño en sus automóviles. Y hasta el momento no hay evidencia de que otras armadoras hayan incurrido en ello.

La EPA inicialmente investigará un vehículo de cada modelo y ampliará su análisis si encuentra algo sospechoso, dijo un funcionario de alto nivel que sigue de cerca el caso.

La noticia de que la EPA ampliará sus pruebas se da cuando las autoridades antimonopolio de Italia afirmaron que iniciarán una investigación para establecer si en las compras de los clientes de VW tuvo que ver las afirmaciones sobre el control de emisiones.

La autoridad dijo que la investigación está relacionada con vehículos que VW vendió entre 2009 y 2015 de las marcas Volkswagen, Audi, Seat y Skoda. Afirmó que quiere saber si VW incurrió “en prácticas comerciales impropias” al vender vehículos con estándares de emisiones “debajo de los valores declarados”.

La EPA apunta a la mayoría de los vehículos a diésel en las calles estadunidenses, incluidos el X3 de BMW, la Grand Cherokee de Chrysler, la Chevrolet Colorado de GM, el TDV6 de Land Rover y el E250 Blue Tec de Mercedes-Benz. Los motores diésel constituyen una pequeña fracción del mercado automotriz de EU, pero tienen mayor presencia en Europa.

En una carta enviada a las armadoras la semana pasada, la EPA dijo que incrementará el escrutinio de las emisiones, pero que no revelará al público los detalles de los vehículos que revisará.

11 millones

Vehículos a los que VW colocó los dispositivos, que encienden los controles de contaminantes durante las pruebas de laboratorio; por este escándalo renunció a la dirección Martin Winterkorn

28

Modelos que están bajo escrutinio del EPA, entre ellos el X3 de BMW, la Grand Cherokee de Chrysler, la Chevrolet Colorado de GM y el TDV6 de Land Rover