Farmaceúticos analizan renovar vehículos para librar verificaciones

La intención de renovar los vehículos es para quedar exentos de verificación hasta por cuatro años, como lo marca la Norma Emergente de Verificación Vehicular.
El Viaducto de nuevo se mostró con tráfico lento en ambos sentidos.
(Nelly Salas)

Ciudad de México

La Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm) analiza la posibilidad de realizar una inversión para renovar su flota vehicular y así quedar exentos de verificación hasta por cuatro años, como lo marca la Norma Oficial Mexicana (NOM) de Emergencia, NOM-EM-167-Semarnat-2016.

“Al tener vehículos nuevos, los distribuidores podrán garantizar de manera más ágil el abasto; recordemos que con las medidas emergentes contra la contingencia ambiental, que iniciaron en abril pasado, nosotros tuvimos que modificar nuestras dinámicas para surtir las farmacias y evitar un desabasto”, indicó el presidente del organismo, Juvenal Becerra Orozco.

Con la norma emergente, anunciada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se aprobó la verificación vehicular por seis meses a partir del próximo primero de julio.

Además, la verificación que se aplique a automotores último modelo tendrá un periodo de dos años, mismos que pueden ser prorrogables por otros dos; no obstante, se contarán con mediciones estrictas a vehículos que superen los 10 años.

Becerra Orozco señaló que si bien a pesar de las medidas emergentes para reducir las contingencias ambientales en la Ciudad de México, que concluyen el próximo 30 de junio, no se generó un desabasto de medicamentos, los farmacéuticos tienen que analizar bien sus inventarios y emprender otras medidas para satisfacer la demanda de medicinas.

“Ha habido ajustes en la forma de operación de las empresas de distribución que se han visto afectadas con la circulación de sus vehículos para entregar. Lo que hacemos como farmacia independiente es ajustar los inventarios, por ejemplo, si pedíamos un producto para cuatro días hoy lo pedimos para siete para evitar el desabasto”, acotó.

Señaló que estas medidas han tenido impacto en el sector farmacéutico, pues al haber menor circulación de vehículos, hay menos flujo de personas en los puntos de venta, sobre todo los ubicados en vías primarias.

Por otra parte adelantó que en el Octavo Congreso Nacional Farmacéutico a celebrarse el próximo 1 de julio, se darán las cifras de pérdidas que experimentó el sector durante estos tres meses de medidas emergentes.