Último gasolinazo de 2014; termina el aumento mensual

A partir del año que entra no habrá incrementos graduales; se hará un ajuste conforme a la expectativa de inflación de enero.
El ajuste de costos, hoy.
El ajuste de costos, hoy. (Claudia Guadarrama)

México

Este sábado se aplica el doceavo y último ajuste al precio de las gasolinas y el diésel; con éste se termina el esquema de desliz mensual para dar solo un aumento a principios de 2015.

A partir de hoy,  el incremento para la gasolina Magna será de nueve centavos con lo que su costo será de 13.31 pesos por litro; la gasolina Premium y el diésel quedan para su venta en 14.11 y 13.94 por ciento, respectivamente, lo que representa un aumento de 11 centavos en comparación con su precio del mes inmediato anterior, informó la Asociación Mexicana de Gasolineros (Amegas).

El mes pasado, el precio de la gasolina Magna se situó en 13.22 pesos por litro, mientras que el costo de la Premium fue de 14.00 pesos y del diésel fue de 13.83 pesos por litro.

Con la aprobación de la reforma energética, este año será el último con este esquema de precios para gasolinas y diésel, y será entre 2015 y 2019 que el costo se ajuste conforme a la inflación del país.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, ha reiterado en varias ocasiones que “a partir del año que entra no habrá incrementos mensuales, tendremos únicamente un ajuste conforme a la expectativa de inflación en el mes de enero”.

De acuerdo con el Banco de México, se estima que la inflación general anual cierre en alrededor de 4 por ciento en 2014, y  que a principios de 2015 se reduzca considerablemente para mantenerse en torno de 3 por ciento a partir de mediados de año.

Cabe destacar que la regulación sobre precios máximos al público de gasolinas y diésel será establecida por el Ejecutivo mediante acuerdo, el cual deberá considerar las diferencias relativas por costos de transporte entre regiones y las diversas modalidades de distribución y expendio.

La política de precios máximos al público que se emita, deberá prever ajustes de forma congruente con la inflación esperada de la economía y, en caso de que los precios internacionales de estos combustibles experimenten alta volatilidad, el Ejecutivo preverá mecanismos de ajuste que permitan revisar al alza los incrementos de los citados precios, de manera consistente con la evolución del mercado internacional.