Turismo compensará caída del crudo: Sectur

El mal inicio de año para el peso y el petróleo es un pico de especulación negativo, pero el país competirá, dicen analistas.
El titular de la Sectur en la conferencia Perspectivas Turísticas Anáhuac.
El titular de la Sectur en la conferencia Perspectivas Turísticas Anáhuac. (Nicolás Tavira | Notimex)

México

No obstante que ayer la mezcla mexicana de exportación cotizó en 21.7 dólares por barril, su primera jornada positiva en 2016 tras ir perdiendo más de 20 por ciento de su valor en el año, el gobierno buscará que otros sectores productivos compensen la pérdida de los ingresos petroleros.

Es el caso de la industria turística, que con su crecimiento de doble dígito prácticamente podrá compensar el déficit petrolero, subrayó Enrique de la Madrid, titular de la Secretaría de Turismo.

Al participar en la quinta conferencia Perspectivas Turísticas Anáhuac, el funcionario dijo que en 2015 se tendrá una balanza en el sector por arriba de 6 mil 420 millones de dólares, mientras que en la industria petrolera el déficit será mayor a 8 mil 395 millones de dólares.

El funcionario indicó que eso es una buena noticia, porque es referencia de que la industria de viaje se consolida como un motor del desarrollo y que la economía comienza a despetrolizarse.

Para el titular de la Sectur, el crecimiento del turismo se debe a la mayor conectividad aérea, una baja en la percepción de la inseguridad del país, y un mayor financiamiento de la banca comercial y de desarrollo.

El funcionario añadió que el hecho de que el turismo compense el déficit energético es otro punto donde se pude dimensionar qué tanto representa para el país.

Mencionó que la industria de viajes representa casi 9 por ciento del producto interno bruto (PIB) de México, mientras que la aviación solo llega a 2 por ciento. Por otra parte, en la Ley de Ingresos 2016 se asienta que la producción petrolera equivaldría a 2.5 del PIB; sin embargo, analistas proyectan que no será ni 2 por ciento debido a la espiral a la baja.

De la Madrid indicó que hay estados del país donde el turismo es el principal sector de desarrollo, como Quintana Roo y Guanajuato, donde se encuentra en segundo sitio, solo después de la industria automotriz.

El titular de la Sectur informó que continuarán trabajando en las campañas de promoción, a fin de ofrecer diversos productos para que los ingresos crezcan y se tenga un mejor panorama, pese a la baja del petróleo.

Peso y crudo: mala mezcla

Analistas y representantes de la iniciativa privada coincidieron en que el mal inicio de año para el peso, el petróleo y otras materias primas señalan un pico de especulación negativo para el país, pero afirmaron que México tiene condiciones para competir en los mercados globales.

José María Zas, presidente de American Chamber de México (Amcham), dijo que la depreciación de las monedas en relación con el dólar es un fenómeno mundial; no obstante, "México tiene condiciones que lo hacen competitivo" para que no se vea tan afectado por esa situación.

Dijo que para el organismo, el tipo de cambio se estabilizará en 17.68 pesos al finalizar el año, al ubicarse como una divisa fuerte ante otras que han padecido el embate del dólar.

En el México Business Forum, el ejecutivo advirtió que el escenario internacional plantea que los precios de los commodities, y en particular el petróleo, continuarán bajos, puesto que recientemente la mezcla mexicana tocó el menor precio de los últimos 12 años.

A su vez, Delia Paredes, directora ejecutiva de análisis financiero de Banorte, afirmó que inevitablemente este año México tendrá que afrontar los bajos precios del petróleo y la presión que ello implica en la paridad cambiaria, por lo cual no visualiza un dólar por debajo de 17 pesos.

Agregó que tomará varios años regresar a niveles por arriba de 50 dólares el barril.

La reforma seguirá aportando

Analistas de Casa de Bolsa Banorte-Ixe calculan que para 2016 la instrumentación de la reforma energética aportará 0.3 por ciento al PIB, lo cual equivale a un aporte mayor al de las telecomunicaciones.

A pesar de que faltan años para ver los beneficios de las reformas estructurales impulsadas en esta administración, ya se ve crecimiento económico por esa avenida, indican los especialistas.

En particular, en el sector energético se empezaron a asignar los primeros campos a inversionistas privados, los cuales iniciarán operaciones en 2016, y también se concretan inversiones en la industria petroquímica.

Este año se espera que el PIB de México crezca 2.7 por ciento, avance ligeramente mayor al crecimiento de 2015; para el mediano y largo plazos se prevé que pueda alcanzar hasta 3.5 por ciento.

En 2015 la industria química cerró con una inversión de 600 millones de dólares, a lo cual se suma la conclusión del complejo de Braskem-Idesa en Veracruz, el cual asciende a más de 5 mil millones de dólares.

Asimismo, en 2015 se adjudicaron 30 campos de exploración y extracción en aguas someras y tierra, en los que las empresas ganadoras ya desarrollan su programa mínimo de inversión.