Transportistas provocan daños por 9 mil mdp

Después de un estudio, la Comisión Federal de Competencia Económica  concluyó que los transportistas al trasladar el aumento del precio del combustible a otros sectores ocasionó daños económicos.    
Entre 2008 y 2010 los transportistas aplicaron un aumento por el alza mensual de los combustibles
Entre 2008 y 2010 los transportistas aplicaron un aumento por el alza mensual de los combustibles (Especial )

Ciudad de México

La aplicación del Cargo por Ajuste de Combustible (CPAC) que efectuó la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) entre 2008 y 2010, provocó un daño al mercado por nueve mil 400 millones de pesos.

Este aumento, según la Comisión Federal de Competencia Económica, impactó a otros sectores como el de alimentos.

El estudio de la Cofece señala que la inflación observada en el ramo fue mayor en 3.2 puntos porcentuales debido a la existencia de colusión; ya que sin éste hubiera sido de 4.05 por ciento, pero fue de 7.25 por ciento.

“Dado que la inflación es un factor que afecta a la economía y al bienestar de los individuos, esta alza artificial provocó un daño acumulado al mercado durante los tres años que se realizó, del orden de nueve mil 400 millones de pesos”, afirma el documento.

Sin embargo, el organismo regulador indicó que los costos indirectos también repercuten a lo largo de los sectores de la actividad económica que requieren del autotransporte de carga como un insumo intermedio.

Al extrapolar estudios del Banco Mundial y de la Cofece, se estimó que la inflación de precios al consumidor en alimentos durante septiembre de 2008 a julio de 2010 hubiera estado en el rango de 8.45 y 9.29 por ciento, sin embargo fue de 10.54 por ciento.

“Dada la proporción de familias mexicanas que se encuentra en situaciones económicas vulnerables, este impacto inflacionario tiene costos sociales considerables”, destaca el estudio “Evaluación del impacto de una práctica colusiva en el mercado de autotransporte de carga en México”.

La Cofece consideró que el autotransporte de carga es componente de costos importantes en muchos sectores de la economía, por lo que prácticas anticompetitivas tienen repercusiones que se extienden hacia muchas ramas de la actividad económica.

Entre septiembre de 2008 y junio de 2010, la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga y sus miembros se coludieron para transferir los aumentos en el precio del combustible directamente a sus clientes, a través del llamado Cargo por Ajuste de Combustible.