Transporte público seguro y sin chofer

La ciudad de Sion será el escenario para probar los vehículos en los que viajarán hasta nueve personas; harán recorridos turísticos.
El objetivo de esta iniciativa no es dejar de lado las compañías de transporte en las ciudades, sino una alternativa confiable.
El objetivo de esta iniciativa no es dejar de lado las compañías de transporte en las ciudades, sino una alternativa confiable. (EFE)

Los coches autónomos sin conductor, como los que desarrollan Google, Mercedes, Nissan, Apple, Ford, Tesla y otras compañías, acaparan la información y cuentan con ciudades simuladas donde probarlos como Mcity, en Michigan (Estados Unidos), pero se trata de vehículos utilitarios y además su desarrollo requerirá un tiempo considerable hasta que puedan circular normalmente por las calles.

En cambio, los habitantes de la pequeña ciudad de Sion, al sur del país y capital del cantón del Valais, de 30 mil habitantes, situada en el valle del río Ródano y con una extensión de 25 kilómetros cuadrados, podrán experimentar y disfrutar un atisbo de esta revolucionaria tecnología al viajar en los dos primeros autobuses urbanos autónomos.

El funcionamiento de estos vehículos es el resultado de la colaboración entre PostBus Switzerland (PBS), la principal compañía de autobuses de la red de transporte público de Suiza, la compañía francesa Navya, especializada en el desarrollo de vehículos eléctricos autónomos, y la desarrolladora de software de tráfico BestMile, una empresa del Instituto Federal Suizo de Tecnología (EPFL).

Viaje turístico

Los dos vehículos de transporte de 4.80 metros de largo y 2.05 metros de ancho serán puestos en servicio en dos etapas, informa PostBus Switzerland.

En la fase inicial, los especialistas pondrán a prueba los vehículos en un espacio privado y cerrado, cerca de la ciudad.

La segunda fase consistirá en operar los denominados “transbordadores autónomos” para transportar pasajeros en áreas públicas, como la zona peatonal y el espacio compartido por vehículos y personas en el casco antiguo y el centro turístico de Sion, así como los caminos que conducen a los castillos de Tourbillon y Valère, de acuerdo con PBS.

Tras las pruebas en estas áreas, se prevé que los vehículos también puedan introducirse en otras rutas en la ciudad.

Los dos vehículos fueron presentados en la plaza de la Planta, en el corazón de la ciudad de Sion, y permitieron verificar a pequeña escala cómo funcionará este sistema en sus recorridos más extensos por la ciudad, a partir de la primavera.

Antes de la presentación, los expertos midieron con dispositivos electrónicos la Plaza de la Planta utilizando los propios vehículos y crearon con la información obtenida unos mapas digitales en tres dimensiones (3D), con los cuales los transbordadores pudieron elegir su ruta y seguirla, evitando obstáculos.

Gracias a sus sensores incorporados y al procesamiento informático de los datos que generan, así como al programa informático que monitoriza y controla todos los detalles de la marcha, los vehículos son guiados ‘al centímetro’ al desplazarse por las calles y son capaces de reconocer personas, objetos y señalización de la carretera, durante el día y por la noche.

Trabajo de prevención

Las dos lanzaderas eléctricas, propulsadas por electricidad obtenida de fuente de energía renovable, podrán transportar hasta nueve personas a pie a un máximo de 20 kilómetros por hora a través de las calles de la capital de Valais y, si bien funcionarán de forma automática y carecen de volante, acelerador o pedal de freno, llevarán en una primera fase personal especializado a bordo, según PBS.

Asimismo, hay un botón de emergencia para detener el vehículo si fuera necesario, señala esta misma fuente.

PostBus Switzerland, Navya y BestMile confían en que la fase de prueba de dos años les proporcionará información valiosa sobre cómo pueden ser utilizados los vehículos autónomos inteligentes en el transporte público y para averiguar si pueden aportar nuevas formas de movilidad en las regiones de la ciudad y la montañas que actualmente no son atendidas.

Consultado sobre en qué otros lugares está previsto operar o probar los autobuses eléctricos autónomos “ARMA”, el mismo modelo que circulará en Sion, Diego Isaac, gerente de Marketing y Comunicación de Navya responde que “probablemente vamos a operar en ciudades de Francia a partir de este año y se están desarrollando algunos proyectos en el extranjero”, pero indica que prefiere que sean sus clientes quienes anuncien estos proyectos.

Según PBS el objetivo final de esta iniciativa no es reemplazar los autobuses de las rutas existentes, sino diversificar los modos de transporte con el fin de satisfacer el mayor número posible de necesidades de movilidad de las personas.

Las pruebas de Sion forman parte de un proyecto más amplio del EPFL, en Lausana (Suiza), que está trabajando para integrar una flota de transbordadores autónomos en el sistema de transporte público y crear, entre otras cosas, un servicio basado en la demanda, en el que los autobuses operen adecuándose al instante a las diversas necesidades de los pasajeros, y ofreciéndoles horarios flexibles, rutas a la carta y servicios de puerta a puerta, de acuerdo con PBS.

Precisión

Gracias a sus sensores bien colocados, los vehículos son guiados exactamente por las calles siguiendo la señalización.

Variedad

El objetivo de esta iniciativa no es dejar de lado las compañías de transporte en las ciudades, sino una alternativa confiable.

Necesidad

El proyecto a cargo de PBS y la red suiza de colectivos llegará para las zonas montañosas y donde se carece de movilidad.