Capacitación, beneficio del nuevo sindicalismo

César Torres Soto, secretario general de la sección 74 del Frente Sindicato Nacional Minero Metalúrgico, aseguró que la nueva visión de los trabajadores traerá una serie de mejoras al sector.
César Torres Soto, secretario general de la sección 74 del Frente Sindicato Nacional Minero Metalúrgico
César Torres Soto, secretario general de la sección 74 del Frente Sindicato Nacional Minero Metalúrgico (Luis Carlos Valdés de León)

Torreón, Coahuila

"Tenemos ya 5 años de haber conformado este sindicato, y vamos creciendo como secciones".

Los trabajadores sindicalizados de la Sección 74 del Frente Sindicato Nacional Minero Metalúrgico en Torreón, decidieron desvincularse de la gestión de Napoleón Gómez Urritia e independizarse para sumarse al movimiento nacional que constituía una nueva organización laboral, dejando a un lado las amenazas y hostigamientos, recordó César Torres Soto, secretario general de la sección 74 del Frente Sindicato Nacional Minero Metalúrgico.

"Yo conocí al señor Napoleón Gómez Sada, yo ya trabajaba desde muy chico, mi padre era el secretario de Organización y Propaganda; como trabajador nos ha tocado vivir muchas épocas, puso la primera piedra del este edificio".

"El brindaba el apoyo a todas las secciones, fue alguien que defendió mucho al minera y al trabajador". El cambio con su hijo fue muy drástico.

En estos cinco años han tenido muchos beneficios:

"Aquí tuvimos muchos paros ya que él se beneficiaba de los mismos, a la empresa le afectaba y a los trabajadores".

De igual manera les incrementó la cuota sindical que se incrementó del 1 al 1.5%. Además Napoleón Gómez Urrutia pidió que de las cuotas, el 60% le enviara y a nivel local se quedara con un 40%. Ahora es a la inversa.

Además había un fondo a terceros que manejaba las empresas con el sindicato nacional del 2% y ahora eso pasa directo con los trabajadores anualmente directo a las secciones.

"Hemos tenido buenas relaciones en las revisiones contractuales y los contratos colectivos y la empresa ha estado bien, y en caso de una huelga sería una decisión directa de la asamblea".

"Tratamos de que sean respetuosos en lo sindicalista, los estatus y contratos como trabajadores, ya que han costado mucha lucha".

Se habla mucho del nuevo sindicalismo, pero para Torres Soto se trata de un nuevo cambio, lo que permite ubicar a los nuevos trabajadores a la tendencia laboral y sindical actual, aprendiendo de los informes sindicales, la forma de actuar de ellos, aprendiendo de esta manera para poder llevar mejor al sindicato.

De igual manera, explicó que con esta nueva visión del sindicato se han estado capacitando a todas las carteras sindicales dándoles cursos de cómo llevar la operación del sindicato. Trabajo, seguridad laboral, entre otros, también son temas de que se van acumulando.