Tortillerías se han visto obligadas a cerrar

“Somos perseguidos por el crimen organizado, o sea, nos asaltan, somos cheque abierto para ellos y las autoridades hacen caso omiso de la situación”, acusan.
Profeco Laguna clausuró 9 tortillerías por no exhibir el precio ni la fecha de caducidad de sus productos.
Han optado por irse. (Archivo)

Ecatepec

En los últimos doce meses, al menos 10 por ciento de negocios productores de masa y tortilla se han visto obligados a cerrar, esto como consecuencia de las extorsiones de que fueron objeto por parte de integrantes del crimen organizado que opera en Ecatepec.

Lo anterior fue afirmado por Gerardo Mayor Moctezuma, presidente de la Federación de Industriales de la Masa y la Tortilla, que agrupa a 700 afiliados de los 1,200 reconocidos formalmente por la autoridad local, quien comentó que la situación en el sector es de emergencia pues sus miembros figuran entre los blancos favoritos de la delincuencia.

“Los tortilleros somos muy perseguidos por el crimen organizado, o sea, nos asaltan, somos cheque abierto para ellos y las autoridades hacen caso omiso de la situación”, dijo el dirigente, y agregó que es cosa común que los expendios sean visitados para cobrar la “renta” correspondiente.

Expuso que las extorsiones varían de acuerdo con el tamaño del negocio, y que desconocen los montos que se entregan “porque hay mucho temor a revelar las amenazas, hay mucho miedo y no lo externan, y una buena cantidad ha preferido cerrar y hasta salir huyendo, vendiendo sus propiedades o dejando abandonado todo”.

Destacó que ante la zozobra del gremio, han demandado en forma reiterada el apoyo de las autoridades para reforzar las labores de seguridad pública, “pero vemos que hay mucha apatía del gobierno; incluso, evidencian que hay corrupción, que los responsables de la vigilancia no están haciendo su trabajo adecuadamente o simplemente hay colusión con la delincuencia”.

“Lo que vemos es que el crimen tiene alianzas con la policía; sabemos, por ejemplo que bandas que se dedican a robar camiones distribuidores de gas, suministran el energético a establecimientos que no están debidamente formalizados y cuya operación es auspiciada o protegida por la autoridad”, sostuvo Mayoral Moctezuma.

Agregó que “lamentablemente estamos atrapados en una gran cloaca y no sabemos cómo salir, donde la policía preventiva no actúa y ni caso tiene presentarse a denunciar ante al Ministerio Público porque, igual, al día siguiente ya tienen a los delincuentes en plena actividad en las calles; lo han dicho propietarios de negocios nocturnos, lo sabe la gente y nosotros también”.