Tipo de cambio afecta a hoteles en McAllen

Mientras los regiomontanos continúan viajando hacia estas ciudades, el precio del dólar los obliga a gastar menos y pernoctar por menos noches a las que acostumbraban anteriormente.
Afirman que el alza del dólar es lo que ha influido directamente para que los regiomontanos prefieran no viajar a ciudades de Estados Unidos, y opten por visitar destinos dentro de la República Mexicana.
Afirman que el alza del dólar es lo que ha influido directamente para que los regiomontanos prefieran no viajar a ciudades de Estados Unidos, y opten por visitar destinos dentro de la República Mexicana. (Especial)

Monterrey

El fortalecimiento del dólar contra el peso mexicano ha derivado en una caída de la ocupación hotelera y el tiempo de hospedaje en los hoteles de McAllen, Texas, aseguró el director regional de Hoteles Misión, Juan Ignacio Espinoza.

En entrevista con MILENIO Monterrey, el directivo que se encarga del funcionamiento de los hoteles en la zona norte de México, y el único que tiene la marca en Estados Unidos (en la ciudad texana), aseguró que los últimos meses han sido difíciles para el sector hotelero en la frontera estadounidense.

Mientras los regiomontanos continúan viajando hacia estas ciudades, el precio del dólar los obliga a gastar menos y pernoctar por menos noches a las que acostumbraban anteriormente, puntualizó Espinoza.

"Desde el año pasado, el tipo de cambio sí nos ha afectado. Nos ha reducido los días de estadía; la permanencia en la plaza antes era de dos noches y hoy en día sólo es una noche, para ahorrar. Ya se ahorran una cena, una noche de hotel, y eso nos ha impactado a nosotros en hotelería", explicó.

En concreto, Espinoza aseguró que en otras ocasiones la ocupación hotelera en la temporada navideña o decembrina podría rondar en un 80 por ciento, pero en esta pasada no se lograron los niveles de años anteriores.

En comparación, durante las últimas semanas del 2015 tuvieron una ocupación hotelera inferior hasta en un 7 por ciento contra el mismo periodo del 2014, independientemente de tratarse de un fin de semana o ser días laborales.

"Nosotros traemos una ocupación un 6 o 7 por ciento más baja que el año anterior, y el efecto lo atribuimos al tipo de cambio", comentó el directivo de la cadena hotelera.

Ante esto, el directivo lamentó que la industria hotelera –y la comercial- de McAllen se esté viendo afectada por la depreciación del peso contra el dólar norteamericano, ya que apenas se estaba recuperando la ciudad por las pérdidas derivadas de la inseguridad en el norte de México y en la frontera, principalmente.

Por lo que esperan sea en las próximas semanas cuando se estabilice la situación financiera internacional y el peso regrese a sus niveles anteriores, aún y cuándo saben que hay clientes que seguirán viajando a la frontera para realizar sus compras.

"Traíamos ya muy buenos niveles; desgraciadamente pues esta situación del tipo de cambio nos afecta. Dependemos mucho del mercado de Nuevo León, y Coahuila y Tamaulipas y la parte norte de México que es la más sensible a esta cuestión del tipo de cambio.

"Diciembre no fue tan mal mes, pero estuvo por debajo del 2014; vimos que entre semana había mucha afluencia pero esta vez se mantuvo más o menos similar los fines de semana. Entre semana se registró una menor afluencia", insistió.

Actualmente, estimó que la ocupación hotelera en McAllen ronde el 50 por ciento, lo que consideró baja. La estimación positiva, informó Espinoza, es que ésta ronde el 60 por ciento en plazas como la de McAllen.