Tienditas sobreviven a las de conveniencia

Aunque resienten la baja en ventas, los pequeños comercios se han adaptado y mantienen una cuota de mercado frente al acelerado avance de las cadenas.
Las tienditas han tenido que ofrecer nuevos servicios para competir.
Las tienditas han tenido que ofrecer nuevos servicios para competir. (Jesús Quintanar)

Aunque el crecimiento de las grandes cadenas de tiendas de conveniencia como Oxxo, 7-Eleven, Extra y K, entre otros, ha sido acelerado, las tradicionales tienditas de la esquina aún sobreviven, al grado de que ambos formatos coexisten en unos pocos metros en muchas ciudades del país.

Los clientes fieles a estos pequeños negocios se basan en la confianza y la facilidad de pago, mientras que los que van a las tiendas de conveniencia, lo hacen por la comodidad y garantía de que encontrarán lo que buscan, incluyendo el pago de servicios domésticos.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), que integra a más de 87 mil socios, y la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur) de la Ciudad de México, con cerca de 32 mil miembros, sostienen que ambos formatos captan a un consumidor y tienen un impacto económico diferente.

De acuerdo con el líder de la Anpec, Cuauhtémoc Rivera Rodríguez, mientras en el país existen más de un millón de tienditas, las tiendas de conveniencia representan unas 17 mil 500, por lo que su impacto en el comercio es menor.

“Son modelos de negocios totalmente distintos y no podríamos hacer una comparación de uno u otro, y lo más importante, es que ellos no son una amenaza para el pequeño comercio de este país, quisiera que lo fueran, quisiera encontrarme un país más urbanizado y más equilibrado, polarizado, con mayor demanda de las clases medias”, expresó.

Indicó que mientras el pequeño comercio le da trabajo a 3.4 millones de personas, las tiendas de conveniencia, aunque operan todo el día, tienen una capacidad de generar un promedio 100 mil empleos.

“Ellos trabajan 24 horas y las tiendas en el mejor de los casos de 10 a 12 horas”, consideró.

Por otra parte, refirió que 52 por ciento del abasto se hace a través de canales modernos, que incluye también a los supermercados como los minisupers y las bodegas, pero el restante 48 por ciento del abasto se lleva a cabo por medio de las tiendas de abarrotes.

Si bien para Rivera el pequeño comercio tiene la ventaja de identificar a sus clientes, lo que genera confianza e incluso una oferta de crédito, en las de conveniencia el surtido de productos es más variado gracias a una logística y abasto constante que las tienditas de la esquina no pueden costear. No obstante, el canal tradicional atrae en menor medida a la delincuencia.

“La inseguridad es mayor en el modelo de conveniencia, además de que son 24 horas, y aunque ahora ya los actos delincuenciales ya no respetan el horario, sigue siendo más probable que pase en la noche, por tanto ,están sometidos más a temas de inseguridad”, consideró.

Luis Ortiz, supervisor de un Oxxo sobre avenida Doctor Vértiz, en la colonia Doctores de la Ciudad de México, reconoció que a diferencia de las tiendas pequeñas, sus franquicias presentan altos índices de siniestralidad que incluyen robos y asaltos, aunque para ello hay protocolos planeados y con los que se capacita a quienes los atienden o están al frente de las cajas de cobro.

“La verdad en esta colonia sí tenemos tiendas bastante siniestradas, pero con los procedimientos que se enseñan tratamos de reducirlos al mínimo”, comentó.

Afectaciones

Ada Irma Cruz, presidenta de Canacope-Servytur de la Ciudad de México, manifestó que la presencia de una tienda de conveniencia cercana a una tiendita de la esquina o la miscelánea sí reduce sus ventas entre 15 y 20 por ciento, dependiendo de la zona, e incluso las fuentes de trabajo; sin embargo, esto no propicia un cierre definitivo de una tiendita.

“Esto no quiere decir que estén en riesgo de cerrar sus negocios pero sí de disminuir su clientela. Aquellos negocios que en realidad cierran se debe a otros factores, no tanto es el factor de que se haya puesto una tienda de conveniencia a una cuadra de donde está este establecimiento”, manifestó.

Cruz refirió que la modernidad, la oferta de productos y algunos servicios que ofrecen las tiendas de conveniencia atraen a los consumidores.

“Les ofrece poder pagar con tarjeta de crédito y productos que a lo mejor la tiendita de la esquina no tiene; además, una tienda de conveniencia tienen la ventaja de que puedes pagar los servicios de luz o de agua, o tiempo aire al teléfono, cosa que en la tiendita no es posible”, reconoció.

“Hay algunas tienditas que están ya más modernizadas, pero por lo general este tipo de servicios son la ventaja que lleva la tienda de conveniencia sobre una miscelánea”, añadió.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad) reportó que en mayo pasado tuvo ventas por 582.5 mil millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 6.2 por ciento a tiendas totales y 2.9 por ciento a tiendas iguales, en relación con el mismo periodo pero de 2015.

José Antonio Cebeira González, analista de Actinver, consideró que la sorpresa de este reporte de ventas fueron las cifras registradas de las tiendas especializadas como Oxxo y 7-Eleven, que tuvieron un crecimiento de 5.4 por ciento en ventas mismas tiendas (con más de un año de operación) y 10 por ciento en ventas totales.

“Esto habla de la velocidad en que se están abriendo este tipo de tiendas y que realmente existe apetito del consumidor mexicano”, refirió.

De acuerdo con los resultados financieros de enero a abril de este año de Femsa Comercio que opera a las tiendas Oxxo reportó la operación de 14 mil 198 unidades; en el último año la compañía abrió mil 191 nuevas tiendas.

“Los ingresos totales aumentaron 15.6 por ciento comparados con el primer trimestre de 2015, ascendiendo a 30 mil 451 millones de pesos en el primer trimestre de 2016, debido principalmente a la apertura neta de 137 tiendas durante el periodo”, informa en el reporte.

“El país que más tiene desarrollo en este canal en el mundo es Japón, el primer país que tiene más peso económico; el segundo es Reino Unido y el tercero es Estados Unidos. Este tipo de negocios que vino a plantearse a finales del siglo XX en México toma fuerza en los 90; es un canal joven, que en muy poco tiempo se ha hecho presente en lugares muy”, dijo Rivera.

Cada quien su cliente

Irma Cruz destacó que precisamente este tipo de canal de abastecimiento, por toda su estructura, atrae a los jóvenes, porque la tienda de la esquina, la tradicional, atiende a la clientela que está a sus alrededores, quienes compran productos básicos como la leche o el jamón.

“En tiendas como éstas quienes acuden más son los jóvenes que llegan con su coche, porque aunque indebidamente muchas veces se ponen sobre la banqueta, tienen marcado el paso del estacionamiento y se estacionan enfrente de la tienda, y quiénes se bajan son los jóvenes.

Consideró que una de las ventajas que tienen estas tiendas es que todavía venden productos perecederos en cantidades o volumen a un costo de 10 pesos, una opción que en las otras tiendas no manejan.

“Pero es muy interesante que pasa un tiempo y las tiendas de conveniencia captan a su propia clientela y la tiendita también tienen a la suya”, destacó.

Más que la presencia del canal de conveniencia, la presidenta de la Canacope-Servytur mencionó que actualmente es el hoy no circula una de las afectaciones más importante para el pequeño comercio.

“No tienen la capacidad para suplir sus medios de transporte para surtir sus tiendas”, finalizó.

Adaptarse a la nueva realidad

Durante un recorrido realizado por MILENIO en diversas zonas de la Ciudad de México, dueños de tienditas señalaron que han tenido que incluir en su variedad nuevos productos y mecanismos para conservar a los clientes que tienen desde hace varios años.

Víctor Gallegos, tendero de la colonia Doctores, reconoció que sus ventas han bajado 20 por ciento luego de que frente a su negocio se instalará un Oxxo, por lo que tuvo que incluir en sus productos las tarjetas de saldo y recargas telefónicas.

“Ellos siempre ponen ofertas y abren las 24 horas, por eso vendemos las tarjetas. No podemos tener una terminal de tarjetas de crédito y débito para una venta de diez pesos, no vale la pena tener terminal”, pero no tener estos aparatos tampoco ha representado una pérdida, aseguró.

En este sentido, Patricia Sánchez, quien es su clienta desde hace 20 años, y vecina de la colonia, señaló que prefiere comprar en su negocio en lugar del Oxxo debido a que “el trato es mejor y cuando no puedo pagarle me fía en ocasiones”.

En un comparativo realizado por MILENIO, las tiendas de conveniencia ofrecen productos como arroz, frijol y azúcar con precios de entre 1 y 8 pesos más elevados que las tienditas, lo que no inhibe la llegada de consumidores.

Tal es el caso de Araceli Arreola, quien calificó de rezagados y poco frescos a los productos de los pequeños negocios, mientras que respecto a los de las tiendas de conveniencia, dijo: “aquí es un poco más caro, pero vale la pena. Además te encuentras embutidos que no hay en otros lados y ya es más fácil venir por gelatinas o jamón en paquete y limpio”.

Durante el recorrido se observó que en las colonias populares es mayor el número de pequeños negocios como misceláneas, abarrotes, de vinos y licores que funcionan como negocios familiares, regularmente ubicados junto a la casa donde habitan los dueños, mientras que las tiendas de conveniencia son muy pocas y se ubican en las avenidas principales.

Por el contrario, los minisupers abundan más en las zonas más exclusivas y con desarrollos inmobiliarios nuevos, como la colonia Narvarte, Polanco, Del Valle, San Ángel y también se encuentran sobre las vialidades más concurridas.

Además, en una esquina transitada, como en el cruce de Avenida Cuauhtémoc con San Luis Potosí y Dr. Balmis, en las colonias Roma y Doctores, conviven hasta tres unidades de cadenas como Oxxo, 7-Eleven y Extra… y a unos pocos pasos, la tradicional tiendita que se resiste a morir.

Cercanía

Usuarios consultados por MILENIO afirman que prefieren comprar en las tienditas de barrio, que incluso llegan a fiar productos.

Impacto

Las tiendas de abarrotes representan 48 por ciento del abasto; el resto se hace por canales modernos como supermercados.

Seguridad

De acuerdo con la Anpec, las tiendas de conveniencia presentan mayor incidencia delictiva por asaltos y robo.

5.4%

anual crecieron en mayo las ventas mismas tiendas de cadenas especializadas como Oxxo y 7-Eleven, y 10% en ventas totales.

1,191

tiendas abrió Oxxo, propiedad de Femsa, en el último año. Al cierre de abril pasado contaba con 14 mil 198 unidades.





[Dé clic sobre la imagen para ampliar]