ENTREVISTA | POR GEORGINA NAVARRETE

Miguel Torruco Marqués Secretario de turismo de la Ciudad de México

La Ciudad de México constantemente agrega atractivos turísticos. A la riqueza arqueológica y arquitectónica se suman museos, galerías y re­corridos en autobús, tranvías y helicópteros.


“París, Londres y Viena tienen rueda de la fortuna. Nosotros, ¿Por qué no?”

Miguel Torruco Marqués, Secretario de Turismo de CDMX
Miguel Torruco Marqués, Secretario de Turismo de CDMX (Foto: Cortesía)

Poco a poco, Miguel Torruco Marqués completa su tablero de Monopoly versión Ciudad de México: el Turibús ya tiene 14 rutas que recorren igual número de corredores turísticos y, a su paso tocan 170 museos, nueve sitios arqueológicos y casi 50 galerías de arte que abren sus puertas a los visitantes. Solo durante las últimas vacaciones de Se­mana Santa la ciudad alcanzó una ocupación hotelera promedio cer­cana a 70% en diversas categorías.

Y en breve, indujo polémica una rueda de la fortuna de 300 tone­ladas que brindará una imponente panorámica de la zona de Chapul­tepec, a 60 metros de altura. Para Torruco, esta sería una joya turís­tica de la ciudad.

 Ha habido protestas de los vecinos de la zona por la Gran Rueda, incluso la reubicaron, ¿por qué insistir?

 La rueda de la fortuna en Chapultepec es un atractivo turístico adicional a los que ya posee la Ciudad de México. París, Londres y Viena tienen este atractivo, la gran capital ¿por qué no? Lo mismo pasó con el TuriSky, unos preguntaban por qué una ciudad como la nuestra no tenía este servicio y otros lo criticaban, hoy tenemos tres flamantes helicópteros de la iniciativa privada para ver desde otra perspectiva la gran capital de los mexicanos.

¿Qué le hace falta a la CDMX para continuar como el destino más hot en el ámbito internacional?

Solo seguir trabajando; vamos para allá. Por lo pronto, redoblaremos esfuerzos con programas como Operación Tocapuertas y Mis Raíces para promocionar la ciudad en los lugares eminentemente emisores de visitantes, principalmente Estados Unidos que representa 37% de nuestros viajeros internacionales.

¿En qué consisten esos programas?

Ambos propician la conectividad y facilitan la llegada de mayor can­tidad de turismo de internación. Mis Raíces incentiva la visita de mexicoamericanos a sus lugares de origen, para eso contamos con el apoyo de algunas aerolíneas en Los Ángeles, Miami y San Antonio, entre otros lugares. La Operación Tocapuertas es una estrategia de promoción de los nuevos productos, servicios y atractivos de nuestra ciudad en ferias internacionales, convenciones y mediante reuniones con los diversos sectores involucrados en el negocio, como empresarios, tour operadores, cámaras, asociaciones en varios países para invitarlos a venir. Entramos en contacto con toda esta gente para promover el patrimonio de la ciudad y sus atractivos y así puedan incluirlos en sus corridas turísticas de internación.

¿Cuál es la expectativa de crecimiento en materia de visitantes internacionales al cierre de su administración (en 2018)?

Seguir creciendo con el mismo ritmo, un promedio de 10% anual y de esa forma cumplir con las metas de crecimiento en estadía, gasto promedio y otras variables que hemos superado en los últimos ocho años de gobierno. Sabemos que la capacidad de un país en materia tu­rística no se mide por el número de visitantes que recibe, sino por el gasto promedio que hacen.

 El gasto promedio en la Ciudad de México es de 700 dólares per cápita, mientras en otras ciudades como París o Londres alcanzan el triple. ¿Cómo elevarlo?

A nivel nacional ocupamos el lugar 36 en este indicador y el reto es generar cada vez más atractivos y productos para que haya mayor derrama. Lamentablemente hay temas como la devaluación que nos afectan mucho. El impacto en el gasto per cápita es directo e inmediato y se anticipó en 50.4 dólares a nivel nacional la contracción de este indicador, según los datos del Banco de México. Pero no hay más que impulsar los atractivos para subir el gasto per cápita a fuerza de creatividad.