REPORTAJE | POR GUILLERMINA AYALA

Época dorada para los hoteles

En los próximos tres años se invertirán cerca de 9,000 millones de dólares en la industria del turismo nacional, principalmente del sector hotelero y de servicios. La mayor inversión viene de la industria privada.


México

México vive una época dorada en el sector turís­tico, en gran parte por las inversiones que se han anunciado al sector hotelero y el auge de la industria turística en nuestro país, hoy por hoy ocupa el octavo sitio a nivel mundial en recepción de turistas extranjeros y el doceavo en captación de divisas, menciona César Rosete, socio líder de Pricewaterhou­seCoopers México (PwC).

Pese a la volatilidad en el entorno económi­co, el 2015 fue un buen año para el negocio hotelero en México, en primer lugar, por la apreciación del dólar que ayudó al mercado mexicano al verse más competitivo; y en segun­do lugar, los turistas de lujo han posicionado al país como su primera opción para vacacionar durante este 2016 entre 10 naciones, informó la Secretaría de Turismo (Sectur). “La Sectur está muy enfocada en mostrar al turista extran­jero un México auténtico, diverso, moderno y elegante, lleno de lugares y experiencias inigua­lables”, puntualizó César Ramírez, Socio Líder del Sector Turismo de KPMG en México.

México superó a países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Sudá­frica, Argentina, India, Chile y China entre las preferidas de los turistas con mayor poder adquisitiva, de acuerdo con el ranking elaborado la agencia internacional de viajes Virtuoso.

“El país tiene la posibilidad de ser en una de las potencias más importantes en turismo a escala internacional, si bien la mayor parte de inversión del sector se ha concentrado en las últimas décadas en el segmento de sol y playa, hay más de diez nichos de mercado que sólo han sido explotados parcialmente y que podrían dejar una derrama económica considerable”, aseguró Arturo Méndez, socio líder de Turismo de PwC.

Con la diversidad de productos, destinos, su cultura y su gastronómica, México ha logrado consolidarse dentro de los 10 destinos más visitados a nivel mundial. Mantener la tendencia de crecimiento es un reto para los actores del sector, lo que hace de esta actividad una apuesta rentable a futuro, puntualizó la Sectur.

De acuerdo con la dependencia que enca­beza Enrique de la Madrid, la ocupación hotelera al cierre de 2015 se situó en 59.6% en promedio en los 70 destinos monitoreados, logrando un repunte de 2.5 puntos porcentua­les. En los próximos tres años, la iniciativa privada (IP) invertirá cerca de 9,000 millones de dólares (mdd) en la industria turística, principalmente el sector hotelero.

En este sentido, las firmas como Accor­Hotels y Hotel Cheval Blanc han volteado a ver a México y han intensificado sus planes de inversión para la apertura de nuevos hote­les y la modernización de su infraestructura para los próximos años.

La marca llega a Jalisco

Entre las inversiones más destacadas en el sector hotelero de lujo se encuentra, una en el estado de Jalisco y, de acuerdo con Miguel Ángel Landeros, directivo de Grupo Invermar, las pasarelas Givenchy o Dior van a tener un marco perfecto en este hotel de súper lujo que abrirá la cadena francesa del Grupo Louis Vuitton Moët Hennessy, (LVMH).

Para el hotel Cheval Blanc de Louis Vuit­ton, que será el más lujoso en toda América Latina, se han invertido alrededor de 230 mdd y entrará en función en 2017. El costo por noche podrá alcanzar los 4,000 dólares.

El hotel se construye en la bahía de Chamela, de la playa Careyes, en Jalisco, contará con 52 habitaciones, un restaurante Le 1947, que homenajea a uno de los mejores de los viñedos de Cheval Blanc, el cual tiene dos estrellas Michelin y un campo de golf de 18 hoyos, el cual ya está habilitado, y podrán acceder los huéspedes de los hoteles Four Seasons y One & Only.

“Jalisco, sigue en la lista de las entidades que tiene más hoteles de 5 estrellas, pues pasaron de 51 a 108, un aumento de 111 por ciento”, mencionó comentó Rafael García, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles.

Los inversionistas pusieron como único requisito al gobierno del Jalisco, “activar la obra del aeropuerto de Chalacatepec, ubicado en la Costa Alegre de Jalisco, el cual podría estar listo en 18 meses”, informó el secretario de Turismo del estado, Enrique Ramos Flores.

Por otra parte, se trabaja en la infraestruc­tura de la Costa Alegre, la cual se ubica al sur de Jalisco y se compone de 43 playas vírgenes y reservas naturales, que al momento atraen al turismo ecológico. En esta zona se desarrollan 18 proyectos turísticos con capital nacional y extranjero, entre los que destaca el Rancho Don Andrés, en Careyes, que cuenta con campo de polo y se proyecta para detonar el turismo ecuestre.

Actualmente, la cadena Louis Vuitton Moët Hennessy cuenta con tres hoteles Cheval Blanc en operación en todo el mundo, uno de ellos en los Alpes franceses, otros en Islas Maldivas y el tercero en Saint Barths, en el Caribe, que junto con el de la Costale­gre, formarán una colección de 12 hoteles que la compañía francesa proyecta construir en todo el mundo.

Francés a la conquista de Reforma

En la Ciudad de México, se encuentra la segunda inversión más importante para la apertura del primer hotel de lujo Sofitel México, de la francesa AccorHotels, con una inversión mayor a 137 mdd, cuya apertura está prevista para 2018.

Entre el 2012 y 2015, la capital del país ha recibido una inversión privada acumulada de 3,200 mdd para infraestructura turística, incluidos hoteles y restaurantes, y se espera que este año se construyan hasta 1500 nuevas habitaciones.

“Construir Sofitel México sobre Paseo de la Reforma nos emociona y llena de orgullo, ya que sabemos que es una de las avenida más emblemáticas y hermosas, no solo en México, sino en Latinoamérica”, comentó Christophe Alaux, CEO de AccorHotels para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe durante la colocación de la primera piedra en febrero pasado.

El hotel contará con 275 habitaciones -63 de las cuales serán suites-, alberca, lobby bar y roof top bar, un restaurante, gimnasio y spa, además incluirá Club Millesime, salas de jun­ta y espacios comerciales. Durante el proceso de construcción se generarán unos 2,300 empleos directos e indirectos, y en operación, empleará a 350 personas.

Además, el hotel integrará en su lobby una casona de 1958 diseñada por el arquitecto Rafael C. Goyeneche, ubicada en el predio donde se construye el inmueble.

El diseño estará a cargo de la firma esta­dounidense Wilson and Associates, especiali­zada en el diseño de hoteles de lujo alrededor del mundo. La construcción está a cargo de la empresa mexicana Grupo ECO Developers, precisó Accor Hotels en un comunicado.

Chapultepec Uno alcanza el lujo

También en la Ciudad de México, la cadena internacional de hoteles de lujo Ritz-Carlton abrirá su primer hotel de la firma en la capital del país en 2019, estará ubicado dentro de Chapultepec Uno, que será la torre más alta de la ciudad, la cual se construye sobre Refor­ma, a un costado de la Torre Mayor y frente la Torre BBVA Bancomer.

El hotel está siendo diseñado por las firmas KMD Architects y Taller Global, y será admi­nistrado por el desarrollador inmobiliario mexicano Thor Urbana Capital y por la firma especializada Heldan Hotels & Resorts.

“Estamos encantados de colaborar con Thor Urbana Capital y Heldan Hotels & Resorts para ampliar nuestra presencia en particular en la Capital del país, México sigue siendo uno de los más grandes e importantes de nuestra empresa, y estamos seguros de que nuestro legendario servicio y cultura Ritz-Carlton es una combina­ción perfecta para este emocionante destino”, mencionó Herve Humler, director de operacio­nes de Ritz-Carlton, en un comunicado.

La desarrolladora Thor Urbana adquirió y desarrollará el proyecto con una inversión de 1,900 millones de pesos. El hotel estará entre el piso 36 y 47 y contará con 153 habitaciones.

Otra empresa hotelera que ha anunciado sus planes en México es la empresa originaria de Singapur, Banyan Tree que planea cons­truir 10 proyectos hoteleros en nuestro país en los próximos cinco años, los cuales inclu­yen hoteles de lujo en la Ciudad de México, Cancún y Los Cabos.

Banyan Tree opera 37 hoteles, más de 70 spas, 90 galerías comerciales y tres campos de golf en 28 países, en una red extendida en Asia y Medio Oriente. En América Latina po­see dos hoteles, ambos de lujo, los cuales se ubican, uno en Mayakoba, en la Rivera Maya, y el segundo en Cabo Marqués, Acapulco, en los que invirtió en conjunto 200 mdd.

Para concretar estos 10 proyectos, la firma creó un fondo por 300 mdd, con el que invi­tará a inversionistas a tener una participa­ción accionaria en una cartera de proyectos diversificada. Los proyectos sumarían entre 3,000 y 4,000 cuartos.

La estrategia de negocios seguida por Banyan Tree es una especie de réplica de un impulso hotelero realizado exitosamente en China y Vietnam, de acuerdo con ProMéxico.


Nota del Editor invitado:

El hotel Ritz Carlton llega a México bien acompañado (KMD Architects, Taller GLOBAL y Thor Urbana Capital), pero habrá que esperar hasta el 2019 para gozar de sus 153 habitaciones. También llegan otros dos nuevos recintos de One & Only, que ha hecho de Palmilla un orgullo a nivel internacional. Y por el rumbo de Punta Mita, otro participantes más de los usual suspects: la cadena W se une al St. Regis y al Four Seasons todos en dirección hacia el seten­tero Puerto Vallarta.