Mixiotes, tuna y miel para exportar

Grupo Paisano, es una microempresa que consiguió el financiamiento para que productores de Puebla aprendan a ser micro empresarios que realicen exportaciones.
Tierras del proyecto de Terrenate, en Puebla.
Tierras del proyecto de Terrenate, en Puebla.

Ciudad de México

En Terrenate, un poblado ubicado en Puebla, muy cerca de Tlaxcala; los pequeños productores del campo están aprendiendo estrategias de negocio para exportar mixiotes, tuna y miel de abeja.

Para alcanzar este sueño, desde hace meses, 50 productores de la región trabajan  con Grupo Paisano, una microempresa cuyo modelo de negocio es conseguir financiamiento entre las asociaciones de migrantes que viven en Estados Unidos, para después invertirlo en proyectos productivos.

Héctor Martínez, director y fundador de Grupo Paisano explicó que este dinero es una inversión a largo plazo. “Si los productores no generan lo suficiente para tener ingresos, desde luego que ellos no ganan, y los inversores tampoco”.

Para el proyecto que desarrollan los productores de Terrenate, Héctor consiguió un financiamiento de 25 millones de pesos con asociaciones de migrantes de Puebla, que viven  de manera legal en Nueva York.

“Según la ubicación del proyecto, buscamos a los migrantes oriundos de ese estado, que se fueron para Estados Unidos de manera legal”.

 “Este proyecto antes de echarlo a andar, analizamos la capacidad de producción, la demanda de los productos en el mercado, el precio que pagarán los consumidores por el producto, la rentabilidad del negocio, el tiempo en que se puede recuperar el capital y las regiones donde se puede colocar el producto”.

Mixiotes, tunas y miel para exportar

Para la región de Terrenate, dijo, decidimos desarrollar un sistema integral de tuna, borrego y miel de abeja.

En esta región los productores optaron por la tuna; pero el cultivo de esta fruta tarda cuatro años en madurar. Considerando este factor es que se buscó otro producto que permitiera generar recursos, mientras se logra  la producción de tuna.  

Nos dimos cuenta, relata, que el borrego no se comen las tunas y que además, abona la tierra de manera favorable. Adicionalmente, son animales que se reproducen cada seis meses. Por otro lado,  encontramos que las abejas polinizan el nopal.   La suma de estas características permitió el diseño de un proyecto integral.

Héctor, explica, que mientras los productores esperan la cosecha de tunas, con los borregos desarrollan el comercio de cárnicos.

Con este animal hacen barbacoa y mixiotes, pero también sacan todo tipo de cortes de carne de borrego.   

Los mixiotes actualmente se venden en comedores industriales, se cuenta con la certificación nacional para venderlos, platica.

El objetivo es que los mixiotes se destinen al mercado de exportación, al igual que la tuna industrializada y la miel.

Según Héctor, están en pláticas para la venta de 100 toneladas de miel  en el mercado de  Japón.

Crecimiento del proyecto

El proyecto de Terranate nació en septiembre de 2013, y está pensado para desarrollarse en tres etapas: la primera es el cultivo de tuna.

La segunda consiste en la instalación de una planta procesadora donde industrializar la tuna. La tercera etapa considera la apertura de un rastro.

El retorno de la inversión de este proyecto se estima en 12 años. Mientras tanto los productores están en una etapa de capacitación para desarrollar un visión de negocios a largo plazo, que no se conformen con sólo vender sus productos en México; sino también en el extranjero.

La empresa

Grupo Paisano, está estructurado por otras integradoras: InverPaisa que es la división encargada de conseguir y administrar los recursos económicos.

Es una Sociedad Anónima Promotora de Inversión que capta fondos de grandes grupos paisanos en Estados Unidos; de inversionistas institucionales y de inversionistas privados nacionales e internacionales. Todos estos recursos son fideicomitidos a nombre de los inversionistas y son ellos quienes deciden en que proyectos invierten su dinero. InverPaisa es un vehículo  para canalizar estos recursos en proyectos.

Otra integradora es Productos Paisano que es una división de marca que cobija todos los productos susceptibles de comercializar en mercados masivos. En esta división, aclaró Héctor, no es intermediario comercial ni un acaparador de producción agrícola.

A parte existe otra integradora que se encarga de hacer los estudios de mercado para medir la rentabilidad del producto en el mercado.  

Héctor, aspira a replicar este modelo con productores de Michoacán y otros estados de la República Mexicana.