Televisiones analógicas ¿obsoletas?

Las televisiones analógicas dejarán de ser útiles con la señal digital, excepto si cuenta con un convertidor de señal, el cual costará alrededor de dos mil 500 pesos.
Archivo Milenio
(Milenio)

Ciudad de México

La señal que proveía a los televisores del país cambiará en poco más de dos años a un formato digital, apto para pantallas de alta definición como de LCD, plasma y de LED. Sin embargo, en la transición, los televisores analógicos seguirán siendo útiles, pero sólo si cuentan con un dispositivo convertidor de señal.

De acuerdo con información de tiendas departamentales, una televisión digital tiene un costo mínimo de 4 mil pesos, valor que duplica el precio de un convertidor de señal, aproximadamente dos mil pesos, con el que se podrá seguir utilizando las televisiones analógicas.

En México, el 2 de julio se publicó en el Diario Oficial de la Federación una política en la cual se establece la transición a la televisión digital terrestre, a través de la cual la señal base de todas las televisiones del país será digital, con lo cual todos las pantallas tendrán alta definición.

Antes de que existiera la alta definición, las televisiones utilizaban un sistema base de transmisión llamado NTSC y estaban hechas con rayos catódicos, con lo cual sólo podían alcanzar un tamaño de 37 pulgadas.

El nuevo sistema de transmisión ATSC permite que las televisiones tengan mayor definición, a partir de lo cual diferentes formatos empezaron a venderse de forma masiva, tales como el plasma, las pantallas de cristal líquido y las de LED.

A pesar de que las televisiones de alta definición se han ido haciendo más accesibles a los compradores con el paso del tiempo, los costos siguen siendo elevados, por lo que algunas personas mantendrán su viejo televisor.

Las últimas televisiones analógicas que salieron al mercado fueron las llamadas pantallas planas, las cuales actualmente tienen un costo que va de los 700 a los mil 500 pesos, pero solamente usadas, ya que desde hace dos años la industria manufacturera dejó de producirlas y dejarán de venderse al término de este año.

Sin embargo, muchas de las familias mexicanas aún tienen un televisor analógico, el cual podrán seguir utilizando en la transición digital con ayuda de convertidor de señal.

De acuerdo con Víctor Gutiérrez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, el convertidor de señal tendrá un costo de dos mil 500 pesos, aunque aún no se ha definido si los aparatos serán distribuidos o sólo se establecerán normas para su comercialización.

A pesar de esto, la compra de un convertidor de señal seguirá siendo más barato que adquirir un televisor nuevo de alta definición de LCD, pantalla plasma o con LED, de los cuales el de menor costo está en 4 mil pesos.

Las televisiones de pantalla de cristal líquido, mejor conocidas como LCD, son las más baratas de las televisiones digitales en el mercado y tienen un costo de entre 4 y 8 mil pesos.

Le siguen las televisiones con pantalla de plasma, que aportan una amplia gama de colores, las cuales oscilan entre los 6 y los 9 mil pesos en formatos pequeños y medianos, y hasta los 25 mil pesos en formatos grandes.

Las televisiones con LED, un sistema adecuado para exteriores, tiene un costo promedio de 5 mil a 8 mil pesos por una pantalla de 30 a 39 pulgadas.

Mientras que en la siguiente categoría, de 40 a 49 pulgadas, los televisores de LED tienen un valor de 7 a 9 mil pesos y las televisiones de 50 pulgadas en adelante tienen un costo de 10 hasta 35 mil pesos por unidad.