Telefónica, con efectos mixtos por la reforma

El presidente del operador destaca que siguen sin interés en los servicios de tv.
Francisco Gil dice que Telefónica Movistar promovió un recurso judicial por tarifas.
Francisco Gil dice que Telefónica Movistar promovió un recurso judicial por tarifas. (Juan Carlos Bautista)

México

Telefónica Movistar ha enfrentado efectos mixtos luego de que entrara en vigor la reformada Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR).

En entrevista con MILENIO, Francisco Gil Díaz, presidente de Telefónica en México, aseguró que están viviendo un entorno de reglas mixto, pues por un lado sus ingresos por interconexión han mejorado de forma considerable gracias a que al desaparecer el efecto comunidad que tenía Telcel hay más tráfico hacia su red y eso les está dando ingresos.

“Pero hablo de resultados mixtos porque hay otras cosas, como el hecho de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) resolvió para este año, sin que la ley lo facultara para ello, una tarifa más baja de interconexión, de 32 a 25 centavos, lo que nos llevó a presentar un recurso judicial”, dijo Gil Díaz.

Explicó que no es tarea del Ifetel imponer tarifas, porque la LFTR solo lo faculta a actuar cuando está resolviendo una controversia entre empresas, y la fecha para presentarlas fue julio del año pasado, periodo en el que no se presentó ninguna, por lo que actuó de facto y por iniciativa propia, sin que la ley se lo pidiera ni lo facultara.

“Obviamente ya presentamos un recurso judicial en relación con eso, pero es una muestra de que la ley avanzó y puso una serie de medidas, pero algunas nos han favorecido y otras no”, comentó.

El ejecutivo destacó otros beneficios, como la eliminación de la larga distancia y el roaming, que inciden de manera directa en usuarios y algunas empresas, pues en su caso particular desde hace tres años no las cobraban.

Sin embargo, sí obtuvieron un beneficio directo de esa determinación, y fue que el Ifetel resolvió que no se les puede cobrar por la terminación de las llamadas a las distintas ciudades, lo cual sí se hacía y los costos eran exorbitantes, por lo que en ese sentido sí tienen un ahorro.

Otro lado negativo de las acciones derivadas de la reforma en telecomunicaciones fue que si bien se le obligó a América Móvil a hacer una oferta de referencia, y ésta ya lo hizo, la presentó sin precios.

De hecho, Ifetel ya había rechazado, en agosto de 2014, una propuesta de América Móvil, que la volvió a presentar en noviembre y que ahora sí recibió la luz verde.

La oferta de referencia debe incluir el tipo de sevicios que la red preponderante, en este caso la de Telcel, proporciona a otros jugadores.

“Lo que están haciendo es que a través de las ofertas de precio nos sigue diciendo que no está dispuesta a compartir, por ejemplo, en el caso de sus torres, pues mientras American Tower renta en 900 dólares mensuales la unidad, Telcel nos quiso cobrar más de 2 mil dólares”, comentó Gil Díaz.

La respuesta de Ifetel es que es  tan complicado calcular los costos por servicio que era imposible establecer topes de precios que fueran aceptables.

“Y en eso tienen razón, pero hay muchos servicios, y los más importantes son los que representan los mayores costos; para éstos se pudieron haber referido precios de mercado, por ejemplo con las torres, y decidir que por el momento no se cobraran más de 900 dólares, puesto que es lo que una empresa que ya gana dinero cobra en el mercado”, destacó.

Respecto al ingreso de AT&T al mercado, comentó que la suma de Nextel y Iusacell es algo que, salvo por la parte de larga distancia internacional, que ya se está viendo, la empresa estadunidense va a tardar entre año o año y medio, pues no es sencillo fusionar.

Dijo que se trata de una transición de naturaleza tecnológica y de dos empresas que, aun sumadas, sus coberturas geográficas son relativamente pobres, por lo que AT&T va a tener que empezar a construir torres, rentarlas o comprarlas, pero debe empezar a crear una base de conectividad.

Sobre la posibilidad de Telefónica para ofrecer servicios de televisión en México, Gil Díaz destacó que se mantienen sin interés en este mercado, pues aunque cuentan con una licencia para DTH, entrar a la televisión implica desviar Capex e inversión.

“La gran pregunta que nos tenemos que hacer cada año, cuando se hace el plan de inversión, es dónde es más rentable el Capex, y en este momento es seguir mejorando la cobertura y la calidad de la red con la introducción de tecnología LTE”, añadió.

A finales de 2015 Telefónica tendrá ocho ciudades cubiertas con dicha tecnología, lo que representa más de la mitad de la población, pues solo la zona metropolitana del Valle de México es casi 30 por ciento del mercado.

Sobre su operación, el ejecutivo destacó que la operación del año pasado tuvo un resultado excelente, con aumento de embarques, de margen e ingresos, y lo atribuyó a Carlos Morales, nuevo director general en el país.

“Carlos es un gran gestor, se revirtió una tendencia negativa de años anteriores, y bueno también lo es gracias al equipo por supuesto, porque él es un gran capitán, pero tiene que contar con buenos marineros”.