Tasa de desempleo de marzo, la más baja desde 2008: Inegi

La tasa de subocupación como porcentaje de la población ocupada pasó de 8.1 por ciento en marzo de 2015 a 7.9 por ciento en el mismo mes de 2016.
El alza del dólar favoreció la industria maquiladora de Lerdo.
(Milenio Digital)

Ciudad de México

En marzo las condiciones del mercado laboral mejoraron, pues tanto el desempleo como el subempleo —necesidad y disponibilidad de trabajar más horas— y la informalidad laboral mostraron reducciones.

De acuerdo con el reporte publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la tasa de desocupación se ubicó en 3.74 por ciento como proporción de la población  económicamente activa, el nivel más bajo desde junio de 2008.

En tanto, la tasa de subocupación como porcentaje de la población ocupada pasó de 8.1 por ciento en marzo de 2015 a 7.9 por ciento en el mismo mes de 2016, mientras que la informalidad se colocó en 57.5 por ciento de la población ocupada en el tercer mes de este año, cifra que significó una reducción de 0.1 puntos porcentuales en comparación con el mes precedente, con base en datos desestacionalizados.

Un análisis de Scotiabank revela que la tasa de desocupación sumó 18 meses en un nivel inferior a 5 por ciento, con lo que mejoró el de un año antes y el previsto, en tanto que ajustada por estacionalidad también se redujo y se mantuvo debajo del umbral referido.

Explicó que esos resultados coincidieron con la evolución del empleo formal, que en el mismo mes, una vez descontado el “efecto Semana Santa”, siguió mostrando buen desempeño, ya que al corregir tal efecto mostró el mayor aumento de que se tenga registro para un mes y trimestre similares que incluyan Semana Santa, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social; aunque la tasa de crecimiento anual se ha venido moderando, ha mantenido un ritmo mayor o similar a 3.5 por ciento por 22 meses continuos.

Grupo Financiero Invex, por su parte, señaló que los números de informalidad y subocupación mostraron una mejoría, aunque el incremento de población activa es probable que eleve la presión sobre la tasa de desempleo; no obstante, espera que en la medida que se consolide el crecimiento económico se dé un aumento de la inserción laboral formal.

Para 2016, Invex prevé una tasa de desocupación promedio de 4.4 por ciento, sin cambios respecto a lo observado en 2015.