Tamaulipas calienta motores rumbo a su futuro energético

El estado quiere aprovechar el aporte de más de 63% del petróleo crudo equivalente.
El director de CFE, Enrique Ochoa, y Egidio Torre, mandatario de la entidad.
El director de CFE, Enrique Ochoa, y Egidio Torre, mandatario de la entidad. (Juan Carlos Bautista)

Tampico

Tamaulipas comenzó a trazar con fuerza su destino como la potencia energética de México, en una reunión de alto nivel en que se revisan proyectos en marcha y propuestas a futuro que podrían redituar inversiones y generación de miles de empleos adicionales.

El gobernador Egidio Torre Cantú afirmó que en el estado van viento en popa cuatro proyectos petroleros que generan 3 mil 700 empleos. Con ello, Torre Cantú dio inicio al Symposium Realidad Energética 2014, organizado en esta ciudad por Grupo MILENIO.

"Ya está sucediendo", dijo el gobernador. "Un proyecto importante es el gasoducto Los Ramones, que nace en Agua Dulce en Texas y termina en El Salto, Guanajuato, entra a México por Tamaulipas, por Camargo, y ahí va a tener una estación de compresión. Hay un gasoducto que ya está terminado de Camargo a Los Ramones, ahorita lo que sigue es la franja de Los Ramones a Hidalgo que entra por Mainero; ahí se va a construir, además de ese tramo de gasoducto, otra estación de compresión en Villagrán, y tenemos ya en la Hacienda la Mesa un campamento con casi 600 personas. Se estima que para el año que entra pueda haber 3 mil 500 empleos".

En sí, estos proyectos abarcan gran parte de la provincia energética que acerca a Tamaulipas con su vecino Nuevo León, una zona considerada de alto potencial en gas y en petróleo tipo shale.

Con esta perspectiva, el sector energético es ya el principal aporte financiero para Tamaulipas y se ve desde ya aumento, dijo Mónica González, secretaria de desarrollo económico y turístico de Tamaulipas.

"El 20 por ciento del PIB de Tamaulipas proviene del sector energético desde antes de que se aprobará la reforma, y consideramos que con ésta llegue a ser 22 por ciento", afirmó la funcionaria.

Por su parte, Jorge Alfredo Lera Mejía, ex presidente del Colegio de Economistas de Tamaulipas, afirmó en el simposio que la entidad alberga en sus provincias petroleras 63.3 por ciento de los 52.6 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente y, a la fecha, más de 78 mil personas trabajan en actividades relacionadas con la energía. Y la fuerza laboral podría crecer por los proyectos en puerta.

Uno de ellos, dice Francisco Xavier Salazar Díez de Sollano, presidente de la Comisión Reguladora de Energía, es la refinería Madero, que podría suministrar a la iniciativa privada del sur de Tamaulipas productos y materias primas para transformación de productos que antes solo hacía el estado.

"No me extrañaría que hubiera la incursión del sector privado en proyectos de producción de lo que antes eran conocidos como los petroquímicos básicos, o incluso asociación con Pemex".

Más gas natural

Enrique Ochoa Reza, director general de Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo que la inversión en redes de gasoductos y la conversión de las actuales centrales generadoras que usan combustóleo por gas natural provocarán una disminución en el precio de la electricidad.

Indicó que "para generar energía limpia y de bajo costo, la respuesta es gas natural". Expuso que en un futuro contemplan bajar el porcentaje de pérdidas técnicas, que ascienden a los 50 mil 333 millones de pesos en pérdidas al año. La CFE pierde 15 por ciento de la energía, la meta es reducir la situación a 6 por ciento, como sucede en países de la OCDE.

En el tema de los gasoductos, explicó que se cuenta con sistema nacional de gasoducto, "pero que tiene una limitada capacidad de transporte". Mide 11 mil 342 kilómetros pero consideró que es poca. Un caso está en Texas, donde el tamaño de su red es 10 veces más que México

Ochoa Reza dijo que la empresa desarrolla la red de gasoductos Huasteca-Monterrey, la cual beneficiará a Nuevo León y Tamaulipas, con una longitud de 432 kilómetros y se espera su entrada en operación para abril de 2016.

"La reforma nos permite eso, sustituyendo el combustóleo por gas natural, construyendo los gasoductos, reconvirtiendo las centrales de generación y construyendo nuevas centrales de generación, reducir los costos de generación y, en consecuencia, reducir las tarifas para beneficio de todos", mencionó.

Añadió que en el caso de la entidad tamaulipeca hay cinco proyectos de energía eólica, los cuales estarán listos entre 2018 y 2020, con una generación de 1 mil 100 megawatts, que representan mil 800 millones de dólares. Sumó la central Emilio Portes Gil, la cual está en proceso de conversión a gas natural, con inversión de 6 millones de dólares y operará en abril 2015.

El titular de la CFE enmarcó estas actividades como una de las prioridades del gobierno en cuanto energías limpias.

En el simposio, el presidente de la Comisión de Energía en el Senado de la República, David Penchyna (PRI), indicó que "Tamaulipas será el gran ganador con la reforma energética", asegurando que las quejas que existen en torno a los cambios en la materia son de tinte político.