El empresario que no tiene un modelo de negocio

Taller México es una empresa que ofrece servicios integrales en diseño gráfico y restauración de inmuebles. Su fundador es un empresario "empírico", hoy es referencia en la cultura de Guadalajara.
Talle México es una finca patrimonial ubicada en Guadalajara. Este es el estílo de su decoración que refleja en la organizaciòn de eventos.
Talle México es una finca patrimonial ubicada en Guadalajara. Este es el estílo de su decoración que refleja en la organizaciòn de eventos. (tomada de www.tallermexico.com)

Ciudad de México

Taller México  es una empresa que nació hace siete años en Guadalajara, Jalisco. Fue conceptualizado como un despacho en soluciones “creativas integrales”  en diseño. El crecimiento del despacho  durante este tiempo ha sido como un efecto domino cuando al caer una ficha, empiezan a caer las demás, una detrás de la otra. En este caso el desarrollo y éxito de un proyecto jaló uno tras otro.

Alejandro Serratos, su fundador empezó como freelance a operar el despacho. Hoy en su cartera de clientes figuran el Festival de Cultura Arte Careyes, Televisa, el Palacio de Hierro, ProAgave, Cinépolis, American Express y Vodka. Entre otros proyectos.

En siete años, el trabajo de Alejandro a través de Taller México se ganó el reconocimiento de quienes conforman la comunidad del arte y la cultura en Guadalajara. Su nombre y el de su empresa son referencia en publicaciones  de vida y estilo,  de cultura y en periódicos  a la hora de hablar del Festival Cultural de Arte Careyes, ya que es reconocido como socio fundador de este evento, que en poco tiempo, alcanzó reconocimiento nacional e internacional.

La relevancia de este festival en la historia Taller México se puede medir con el hecho de que para su última edición (la cuarta), el empresario decidió contratar gente para que se dedicara únicamente a este evento.  

Pasión, su modelo de negocio

El crecimiento de Alejandro y el de su empresa no está determinado por un modelo de negocios previamente estructurado, ni en algún estudio de mercado para identificar la ubicación de clientes potenciales  sino en la “suerte, la intuición y en la pasión por el arte”.

“La verdad es que un proyecto ha jalado a otro”, dice. Alejandro se define como un empresario empírico porque aprendió de quienes fueron sus jefes, entre ellos Enrique Rubio, hermano de Paulina Rubio.

“De la gente con quien trabajé aprendí lo que no debo hacer y lo que sí debo hacer. Todas las veces que he intentado estudiar algo de administración nunca ha podido”, platica.

Además, agrega, tengo un equipo de trabajo “padrísimo, que me cuida, que lleva clientes al despacho y que trabaja con migo por que disfruta lo que hace. La gente me abre caminos. Ellos podrían estar en otro lugar ganando más; pero no. He de reconocer que tampoco pago los sueldazos”. 

La palabra pasión es alma del trabajo de Alejandro y quizá la magia lo que atrae el reconocimiento y el éxito de cada proyecto que desarrolla.

“En taller México hacemos lo que nos late, eso nos posicionó como  desarrollador de Arte Careyes. A mí no me mueve el dinero de los proyectos sino lo que hago”.

Dice que a la hora de elegir un proyecto cuida que tenga un impacto social, cultural. Cuando selecciona proyectos procura que estén relacionados con la restauración y la arquitectura.

“Cuando tú haces algo por tu comunidad –refiriéndose a Guadalajara- te lo recompensa mil veces. En mi caso hay una congruencia social, entre lo que hago, lo que me  gusta y lo que aporto con mi trabajo”, asegura.

Intuición, el activo para desarrollar negocios

Hoy Taller México también tiene la faceta de ser un “despacho para restaurar inmuebles”. De hecho esta es una de las divisiones de la empresa. Con este trabajo Alejandro empezará a desarrollar otro de sus talentos naturales: el de la arquitectura.

“Siempre me ha gustado comprar casas para restaurarlas, hacer el diseño interior, rescatar su esencia. Esto siempre lo he tenido, cuando veía casas en venta, preguntaba, me metía a verlas”.

Este servicio, es integral porque implica desde la restauración de inmuebles, hasta el diseño interior. Para ello,  Alejandro fue a Portugal y Vietnam para buscar muebles que encajen en la restauración del mueble.

Además de hacer restauración, Taller México cuenta con la división llamada Bazar. Es una tienda de decoración que cuenta con servicio de venta y renta de mobiliario para eventos sociales.

El área de servicio editorial es otro de los trabajos que ofrece Taller México. “Siempre quise tener mi despacho para hacer trabajos editoriales completos”, recuerda.

Todo empezó con un deseo de diseño editorial

El trabajo editorial fue el que motivó a Alejandro abrir Taller México. Con el tiempo hizo una revista de negocios de ProMéxico. A partir de este producto empezó a crecer la empresa.

Durante nueve años Alejandro fue empleado hasta que decidió instalar su despacho de diseño gráfico en 2007. Actualmente tiene oficinas en Guadalajara, Ciudad de México y próximamente en León. 

Su materia prima además de la pasión por lo que hace,  es la libertad para elegir los proyectos, la creatividad, y contar con gente que desarrolla sus ideas. “Nunca sabes de dónde viene las cosas. Puede conocer a una persona que no crees que te vayan abrir puertas”.

Por ejemplo, un díase me ocurrió hacer un oulet de arte, reuní más de 230 piezas de artistas, todos de galería y reconocidos. Eran piezas que no se vendieron y que estaban  en la cochera de alguien. El costo de las piezas era desde 100 pesos hasta los tres mil dólares. De normal eran piezas que costaban 10 mil dólares. El oulet fue un exitazo; aunque fue idea mía, una de mis amigas la desarrolló”, platica.

Lo más difícil de ser empresario es manejar una empresa financieramente sana y Taller México opera con números negros, “no le debemos ni un peso a  nadie”. Otro factor complicado de ser empresario, dice Alejandro,   es encontrar un buen equipo que te ayude a crecer y el mío es padrísimo. 

 

Alejandro diseñó esta publicación dedicada a su hijo, es una aventura donde existen "los amigos más amigos que cualquiera podría conocer"