Generar energía propia, nuevo reto de empresas

El subdirector de Innovación Tecnológica de Soriana, durante su participación en el symposium Realidad Energética subrayó el alto potencial de México en la generación de energía solar y eólica.
Raúl Ceballos Martínez, subdirector de Innovación Tecnológica de Soriana.
Raúl Ceballos Martínez, subdirector de Innovación Tecnológica de Soriana. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Raúl Ceballos Martínez, subdirector de Innovación Tecnológica de Soriana, durante su conferencia "Energías renovables y proyectos eólicos" dio un vistazo rápido a las alternativas de generación eléctrica en el país, subrayó el alto potencial que tiene México en la generación de energía solar y eólica.

Respecto a la generación de energía por parte del grupo Soriana, el 80% es a través de energía convencional y un 20% de energías renovables, se proyecta que para el año 2050 se pueda alcanzar el 90% de la utilización de energías renovables y un 10% será consumido de la red general de CFE.

Ceballos Martínez dijo que las empresas que van a suministrar energía tienen que pasar por un proceso para abastecer la energía, no todas tienen la experiencia o capacidad para abastecer a las grandes empresas de energías sustentables.

Soriana se encuentra en el rubro de empresas que compran energías limpias,para compensar el impacto ambiental que genera la producción de energía convencional, lo hace en los campos eólicos de Tamaulipas y Oaxaca.

Advirtió que el parque de Tamaulipas de 54 MW y en el de Oaxaca de 24 MW se ha comprobado que durante el mes de septiembre no hay viento, mientras que julio es el mes de mayores rachas de viento, esto se tiene que compensar con generación de energía convencional.

La energía eólica no ahorra kilowatts solo sustituye la energía convencional, por limpia. Además el pronóstico del viento para estimar la generación de energía y el viento en el sitio, presentan un desfase en este caso del orden del 12 por ciento, todos los parques eólicos requieren períodos de mantenimiento.

Concluye que las empresas que van a suministrar energía tienen que pasar por un proceso para abastecer la energía, no todas tienen la experiencia o capacidad para abastecer a las grandes empresas de energías sustentables.