Presidente de Mitsubishi renuncia por alteración de motores

El presidente de Mitsubishi, Tetsuro Aikawa, dijo que la dirección de la empresa no ordenó manipular los datos del rendimiento de los autos y que su renuncia se debe a los problemas ocasionados.
El presidente de Mitsubishi Motors, Tetsuro Aikawa, renunció debido a la alteración de datos en el rendimiento de sus vehículos.
El presidente de Mitsubishi Motors, Tetsuro Aikawa, renunció debido a la alteración de datos en el rendimiento de sus vehículos. (AFP)

Tokio, Japón

El presidente de Mitsubishi Motors, Tetsuro Aikawa, anunció su dimisión por el escándalo de falsificación de datos de consumo de varios modelos de minivehículos de la empresa, y afirmó que la dirección de la misma no ordenó dicha manipulación.

Su dimisión, que se hará efectiva el próximo 24 de junio, se debe a los "serios problemas causados a los clientes y accionistas de la empresa", según explicó en un comunicado.

Aikawa ha tomado esta decisión tras cerrarse la compra del 34 por ciento de Mitsubishi Motors por parte de la también nipona Nissan Motor, lo que constituye "una salida" a los problemas que atraviesa el fabricante a raíz del escándalo desatado por el falseo de datos, según explicó en rueda de prensa.

Asimismo, Aikawa señaló que dicha manipulación "no fue ordenada" desde la cúpula de la empresa, después de que la primera fase de una investigación interna señalara a algunos de sus ingenieros como responsables del falseo, debido a la presión por alcanzar los objetivos fijados por la dirección.

La empresa no ha revelado quién sustituirá a Aikawa en el cargo y señaló que su sucesor se dará a conocer en junio, mientras que la prensa nipona apunta a Osamu Masuko, actual consejero delegado, como nuevo presidente.

El cambio en la dirección de la empresa se conoce una semana después de que Nissan Motor anunciara que se hará con el 34 por ciento de las participaciones de Mitsubishi para convertirse en su mayor accionista y resucitar el prestigio de la marca tras el escándalo.

El pasado abril, la compañía admitió que había manipulado los datos de consumo de combustible de al menos 625 mil unidades vendidas en Japón de cuatro modelos de minivehículo.

Suzuki niega alterar datos sobre emisiones

El fabricante japonés Suzuki confesó que midió las emisiones de sus coches con métodos no homologados pero negó haber falseado resultados, a diferencia de Mitusbishi Motors, sumido en un escándalo que provocó la renuncia de su presidente.

"Se descubrieron irregularidades en los procedimientos de test de emisiones y de rendimientos energéticos" de coches vendidos en Japón, pero "la "investigación interna no concluyó que hubiese delitos como el de una manipulación de datos", aseguró Suzuki en un comunicado.

La empresa insiste en que los valores conseguidos por ese método no son falsos, pues se explican por la localización de las pruebas "en una colina cercana al mar, con condiciones meteorológicas, y sobre todo de vientos, que afectan las mediciones".

Los datos engañosos remontan a 2010 y afectan a 2.1 millones de vehículos de los 16 modelos comercializados en Japón, precisó el presidente del grupo, Toshihiro Suzuki, en una conferencia de prensa en el ministerio de Transportes.

"El problema no concierne a productos vendidos fuera de Japón", agregó.