Sufre comercio mundial su peor caída en 6 años

Cifras adversas agregan combustible al debate sobre si la globalización llegó a su punto máximo.
Robert Koopman, de la Organización Mundial de Comercio.
Robert Koopman, de la Organización Mundial de Comercio. (Especial)

El comercio mundial registró su mayor contracción desde la crisis financiera de 2008 en el primer semestre de este año, de acuerdo con las cifras que alimentan la preocupación sobre la economía del planeta y agregan combustible al debate sobre si la globalización llegó a su punto máximo.

El volumen de comercio internacional cayó 0.5 por ciento en los tres meses hasta junio, dijo ayer la Agencia Holandesa para el Análisis de Política Económica, guardianes del World Trade Monitor. Los economistas también ajustaron a la baja sus resultados para el primer trimestre del año a una contracción de 1.5 por ciento, lo que hizo que el primer semestre de 2015 tuviera el peor registro desde el colapso del comercio mundial de 2009 que se dio después de la crisis.

En realidad el comercio mundial se recuperó 2 por ciento en junio, de acuerdo con World Trade Monitor, pero sus autores advirtieron que los números mensuales son volátiles y que el patrón más revelador se encuentra en las cifras de más largo plazo.

Esas cifras se construyeron sobre una tendencia más sombría para el comercio global en los últimos años y al eliminar una regla que se sigue por décadas, que hizo ver un crecimiento confiable del comercio al doble de la tasa de la economía mundial, como resultado de lo que algunos llaman una era de hiperglobalización.

En los tres meses hasta finales de junio el comercio mundial creció solo 1.1 por ciento respecto al mismo trimestre de 2014, de acuerdo con las nuevas cifras. El Fondo Monetario Internacional espera que la economía global crezca 3.5 por ciento este año.

"Tuvimos unos primeros seis meses de 2015 miserables", dijo Robert Koopman, jefe economista de la Organización Mundial del Comercio, que proyecta un crecimiento de 3.3 por ciento en el volumen de comercio mundial este año, pero que probablemente reduzca esa estimación.

Gran parte de la desaceleración del comercio mundial de este año se debe a la tambaleante recuperación en Europa y también a la desaceleración de la economía en China, dijo Koopman.

El "motor de crecimiento" de la economía mundial opera desde hace algún tiempo como si tuviera una falla mecánica con "un buen crecimiento en algunos países que se compensan por el débil crecimiento de otros".

Pero también hay claramente un cambio estructural en la economía global, dijo, y eso significa que la desaceleración del comercio mundial probablemente dure por algún tiempo.

El cambio que se intentó en China, de una economía basada en las exportaciones a una con un mayor impulso del consumo doméstico, tuvo implicaciones estructurales para el comercio mundial, dijo Koopman. Y también el cambio de las dinámicas de energía en EU, que se convirtió en un exportador neto de energía y un modelo que los fabricantes decidieron seguir para reducir sus cadenas globales de suministro y llevar la producción más cerca de casa como parte de un movimiento de "nearshoring" (cuando las plantas se reubican en lugares cercanos al país de la empresa) e incluso de "reshoring" (cuando las empresas mudan sus plantas de fabricación a su país de origen).

"En este momento hay un ajuste en la economía mundial y el comercio es un lugar donde los ajustes se vuelven muy visibles", dijo Koopman.

La desaceleración en el comercio global de los últimos años llevó a algunos a proclamar que la globalización llegó a su punto máximo y que las innovaciones tecnológicas, como las impresoras 3D, ya crean mayores trastornos.

Sin embargo, si probablemente se alcanzó un pico, todavía no hay señales de que la globalización vaya en retroceso, dijo Koopman. Si bien el crecimiento en el comercio se desaceleró para "imitar el PIB mundial", se mantuvo estable como un componente de la economía internacional, y las exportaciones de mercancías representan una tercera parte estable de la producción global cuando se mide en precios constantes de 2005.