Subsidio sí, pero bien aplicado y focalizado: CIDAC

Miguel Toro, investigador del Centro de Investigación el Desarrollo, dijo que una buena medida sería la focalizar los subsidios a los sectores de la población que realmente necesitan de apoyo ...

Monterrey

Retirar los subsidios a los precios de la electricidad en México de una vez no funcionaría, sin embargo, realizar el cambio gradual y encontrar la manera de focalizar el subsidio evitaría una inflación en el país, señaló Miguel Toro, investigador del Cidac.

"La idea de focalizarlos estaba en el dictamen, pero en la discusión del sábado (el día que discutieron la ley de energía eléctrica) lo quitaron. Quitaron la idea de focalizar el subsidio", explicó Toro, analista del Centro de Investigación el Desarrollo (Cidac) y quien fungió como asesor de energía en el equipo de transición de Enrique Peña Nieto.

Explicó que la idea original hubiera sido focalizar los subsidios a los sectores de la población que realmente necesitan de un apoyo económico para hacerse del servicio: colonias o hasta municipios completos que se encuentran en situación de pobreza.

"Quienes consumen más electricidad tienden a ser gentes con mayores ingresos, con mayores equipos de electricidad o electrodomésticos. Además, son pocas las familias o casas que consumen tanto que brincan a la tarifa de alto consumo –que no tiene subsidio".

Y es que para Toro, el sistema tarifario actual no es sostenible y debe de ser modificado: electoralmente lo consideró rentable pero ineficiente en términos económicos, ya que afecta a la competitividad de las empresas mexicanas y al patrimonio de estas.

"El problema detrás de los subsidios es que la gente ya se acostumbró a un precio mucho más barato de lo que debería; si liberas el subsidio generarías inflación y tendrías presiones electorales porque a nadie le gusta pagar más por un servicio", señaló, lo que iría de acuerdo con los reportes de que los legisladores dieron marcha atrás a quitar el subsidio debido a quejas y reclamos que se dejaron escuchar por redes sociales.

Por su parte, Toro admitió que para el grueso de las familias mexicanas –en especial a aquellas de clase media- retirar los subsidios no sería beneficioso, pero es necesario que se mida la situación a partir de lo que más le conviene a la nación.

"Si debería de haber subsidios pero deberían de focalizarlos, como era la idea original, pero no la van a aplicar. Hay estratos que si requieren el subsidio pero no toda la población, hay que ir focalizando este dinero. Que el subsidio no sea pagado por las empresas sino por la Secretaría de Hacienda... para eso está, para eso pagamos impuestos".

De igual manera, Toro mencionó que si los legisladores hubieran continuado con la idea de retirar los subsidios (como se anunció en un principio el pasado sábado por la noche) y no hubieran dado marcha atrás a dicha acción, el país hubiera visto un serio caso de inflación económica.

"Lo más sensato en caso de quitarlo, si se llegara a quitar, sería hacerlo de forma gradual como los gasolinazos en donde se ha ido elevando el precio del insumo gradualmente cada mes o cada 15 días. Para que así la gente pueda ir ajustando patrones de consumo sin tener un golpe financiero tan fuerte de trancazo".

En todo caso, consideró Toro, ésta marcha atrás con respecto a retirar el subsidio les da una especie de certidumbre a los consumidores de que no se va a elevar el gasto que tienen en materia de electricidad, como lo llegaron a mencionar los partidos de izquierda. Aunque sí señaló que en lugar de exigir que se mantengan estos subsidios, se debería de buscar que bajen los precios de los servicios y suba la calidad de los mismos.