Subiría Banxico tasas de interés

El economista Abel Hibert aseguró que si la Reserva Federal de Estados Unidos aumenta sus tasas de interés, el Banco de México deberá hacer lo mismo para evitar que el dólar se dispare.
Tipo de cambio.
(Archivo)

Monterrey

En caso de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos suba sus tasas de interés, el Banco de México (Banxico) se vería obligado a hacer lo mismo, esto para evitar que el precio del dólar se dispare aún más, señaló el economista Abel Hibert.

Y es que cada vez crecen más las probabilidades de un alza en las tasas de interés de Estados Unidos, luego de las declaraciones de la presidenta de la Fed, Janet Yeller, durante una conferencia con banqueros centrales de Jackson Hole, donde afirmó que en los últimos meses han aumentado los motivos para que esto ocurra.

El rango de la tasa de interés manejada actualmente por la Fed va del .25 al .5 por ciento, y se prevé que esta podría aumentar del .5 al .75 por ciento.

El también director de posgrado de la UMM, Abel Hibert, dijo que este aumento, el cual se prevé ocurra en septiembre o diciembre de este año, haría más atractivo para otros países a Estados Unidos, el cual cuenta con un sistema financiero más maduro a comparación de México, por lo que podría ocurrir una elevación del tipo de cambio peso-dólar.

"Cuando un país como Estados Unidos endurece su política monetaria, incrementando la tasa de interés, lo que provoca es un flujo de recursos de otros países hacia Estados Unidos, que van hacia la búsqueda de mejores rendimientos, y hay un riesgo implícito en invertir en un país con las características de México", apuntó.

Para contrarrestar este efecto, señaló, lo que estaríamos viendo sería una reacción por parte de Banxico, que anunciaría también un endurecimiento de la política monetaria de México y elevaría la tasa de interés del 4.25 a un 4.5 o 4.75.

"Esta sería la reacción para evitar que un incremento a la tasa de interés de Estados Unidos le pegue fuertemente al tipo de cambio, y que este incremento en el tipo de cambio pueda tener también algún impacto en la parte de precios internos", dijo.

Esta elevación de la tasa de interés a corto plazo encarecería los créditos de la banca comercial, subiría las tasas de precio en diferentes instrumentos tanto públicos como privados, y su impacto a mediano plazo sería el de disminuir la falta de demanda agregada, lo cual reduciría adicionalmente el crecimiento económico que se está esperando para el año 2017, detalló.

Un incremento fuerte del dólar ocurriría solamente si el Banco de México no realizara acciones como un alza en las tasas de interés, agregó.

"Depende mucho de la respuesta que tenga el Banco de México respecto a lo que vaya a hacer la Reserva Federal, si no hiciera nada, sí se esperaría que el tipo de cambio pudiera estar en niveles entre 19 y 20 pesos, si reaccionara y se hiciera un incremento en las tasas de interés, esto dejaría el dólar en los niveles que está ahorita", dijo.