Tener casa propia es más caro, precios suben 5.65%

Las viviendas en la zona metropolitana del Valle de México y Monterrey fueron las que más subieron de precio con incrementos promedio de 6.91 por ciento y 6.63 por ciento.
Se estima que en 2015 Geo retome la venta de casas
El precio medio nacional en el segundo trimestre de 2015 fue de 649 mil pesos. (Especial )

Ciudad de México

Tener casa propia se hizo más caro durante los primeros seis meses de este 2015. De acuerdo con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), de enero a junio de este año el Índice de Precios de Vivienda acumuló un crecimiento de 5.65 por ciento a tasa anual.

El incremento en los precios, abundó el organismo, fue resultado del incremento en la demanda. El número de transacciones de viviendas nuevas en las principales zonas metropolitanas, así como las casas en condominio nuevas y usadas incrementó en lo que va del año.

Mientras que en el primer semestre de 2014 la compra de casas representó el 25.6 por ciento de las transacciones, para 2015 esta cifra aumentó a casi 27 por ciento.

Valle de México y Monterrey con más incrementos

El indicador para la vivienda usada aumentó 6.37 por ciento, mientras que el de vivienda nueva aumentó 6.40 por ciento.

En el rubro de precios de vivienda económico-social, el índice mostró una apreciación a tasa anual de 5.92 por ciento, mientras que para vivienda media y residencial (presentado en modo agregado), subió en 6.71 por ciento a tasa anual.

Las viviendas en la zona metropolitana del Valle de México y las de Monterrey fueron las que más subieron su precio con incrementos promedio de 6.91 por ciento y 6.63 por ciento respectivamente. En Guadalajara el incremento fue de 4.86 por ciento,  Puebla-Tlaxcala 6.23 por ciento, mientras que en Toluca aumentaron 5.97 por ciento respecto al mismo trimestre del año anterior.

Sociedad Hipotecaria Federal refirió que el precio medio nacional en el segundo trimestre de 2015 fue de 649 mil pesos corrientes correspondientes a viviendas de tipo medio; el precio mediano se ubicó en los 430 mil pesos, lo cual significa que 50 por ciento de las operaciones en el mercado de la vivienda se realizaron por debajo de dicho precio y la otra mitad por arriba.