Slim, cerca del control de Telekom Austria

El holding estatal OIAG decidirá si unifica su participaciónde 26% con 28% que posee el dueño de América Móvil.
Expansión hacia Europa.
Expansión hacia Europa. (Edgard Garrido/Reuters)

Viena

La empresa América Móvil, de Carlos Slim, y el gobierno austriaco perfilan llegar a un acuerdo la próxima semana para adquirir en conjunto la firma Telekom Austria, pese a una disputa abierta iniciada el viernes pasado.

El holding estatal OIAG decidirá el miércoles si une su participación de 28 por ciento en Telekom Austria con 26 por ciento de Slim, lo que dará pie a una oferta de adquisición conjunta que puede entregarle a Slim el control de la compañía.

Ambas partes pulen los últimos detalles de un acuerdo gremial, que asegurará que las oficinas principales de la compañía permanezcan en Austria y que no se tomen grandes decisiones sin la aprobación del gobierno.

A cambio, Slim —quien fracasó en su intento por adquirir la holandesa KPN el año pasado— podrá convertirse en el mayor accionista de Telekom Austria a través de una emisión de derechos, lo que le permitirá consolidar los resultados de la compañía mientras busca crecimiento fuera de América Latina.

Slim ha dicho que invertirá cerca de mil 500 millones de euros (2 mil 100 millones de dólares) en Telekom Austria si el acuerdo sale adelante. Austria, que lidia con grandes e impopulares subsidios al banco en quiebra Hypo Alpe Adria, necesita fondos.

OIAG ha dicho que mantendrá una minoría de veto, de 25 por ciento más una acción, aunque no ha dicho si seguirá el ritmo de Slim de aumento de capital.

Los argumentos de Slim han convencido a algunos importantes políticos conservadores: los ministros de Hacienda y Economía del país han dado una cautelosa bienvenida al acuerdo.

El viernes, la revista austriaca Profil publicó detalles de una carta escrita por Ronny Pecik, quien representa a América Móvil en el directorio de Telekom Austria, en la que advierte que la compañía estaba en una "espiral mortal" y necesitaba dinero desesperadamente.

La carta establece que Telekom Austria enfrentaba la misma suerte que Austrian Airlines, que fue comprada por Lufthansa en 2008 por 500 millones de euros a Austria.

"Reduciremos las deudas mediante la inyección de dinero", agrega la carta, a la que Reuters tuvo acceso. "Invertiremos en la estructura nacional más que hasta ahora", agregó.

Telekom Austria, que se ha visto cargada con el pago de mil millones de euros por frecuencias móviles y una adquisición por 390 millones de euros el año pasado, tenía una deuda neta de 3 mil 700 millones de euros a fines del 2013.

Hay que subrayar que ese 28 por ciento de OIAG, combinado con el 26 por ciento de América Móvil, superaría el umbral de propiedad de 30 por ciento que bajo la legislación de Austria generará la obligatoriedad de una oferta de compra.

Lo anterior implica que el Estado austriaco mantenga derecho de voz en la toma de decisiones importantes de la empresa, aun cuando Carlos Slim obtuviera una participación mayor y le permitiera armar una oferta de compra con una mínima controversia.