Signan primeros contratos de la reforma energética

Aportarán experiencia, capital y tecnología para extraer crudo y gas, dijo Joaquín Coldwell.
“Es el primer paso de una larga travesía”, asegura el titular de Energía.
“Es el primer paso de una larga travesía”, asegura el titular de Energía. (Jesús Quintanar)

México

Con la firma de los primeros contratos para exploración y producción que se adjudicaron en la Ronda 1 se hace realidad la participación de las empresas privadas en el sector energético, luego se casi ocho décadas de permanecer cerrado.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que con los dos contratos que formalizaron en aguas someras para el consorcio Sierra Oil & Gas, Talos Energy y Premier Oil, se da el primer paso de una larga travesía, pues aún faltan cuatro convocatorias de la Ronda 1.

Refirió que las firmas privadas harán aportación de experiencia, capital y tecnología para extraer crudo y gas.

"Es así como se empieza a delinear en los hechos el rostro de los hidrocarburos que está contenido en el modelo regulatorio de la reforma energética. El nuevo paradigma energético mexicano resguarda la propiedad originaria de los hidrocarburos del subsuelo para la nación y moderniza la industria."

Señaló que estás empresas que ganaron los bloques 2 y 7 de la primera convocatoria son unas cuantas de las numerosas firmas que vendrán en los siguientes meses y años.

La firma se llevó a cabo en la Comisión Nacional de Hidrocarburos con los representantes de cada una de las empresas que conforman el consorcio, el cual ofreció las mejores condiciones para el Estado.

"La postura del ganador es muestra de que la inversión privada tiene confianza en México y en las oportunidades que han surgido a raíz de la reforma energética. Con esta firma de los dos primeros contratos estamos construyendo los cimientos de un sistema industrial diversificado con compañías de diferentes características y dimensiones."

El presidente comisionado de la CNH, Juan Carlos Zepeda, indicó que la dependencia a su cargo ya entró en una etapa de administrador de los contratos a nombre del Estado, toda vez que tiene que supervisar y verificar el cumplimiento de todos los términos y condiciones.

En los próximos 90 días el consorcio debe llevar a cabo una evaluación de las condiciones ambientales y socioeconómicas de las áreas en donde va a trabajar.

También en los siguientes 120 días tiene que presentar a la CNH el plan de exploración, el cual debe contener al menos los compromisos mínimos de trabajo que se determinaron en las bases de licitación.

Estos trabajos mínimos suponen 77 millones de dólares en el caso del bloque 2 y 65 millones de dólares para el área siete.

Zepeda aclaró que "esta no es toda la inversión del proyecto, son los compromisos mínimos de inversión, únicamente de la fase de exploración; una vez que la empresa tenga un éxito de descubrimiento comercial entraremos en la etapa de desarrollo".

Además, dentro de estos mismos 120 días, el ganador tendrá que presentar su sistema de administración de riesgos, mismo que deberá ser aprobado por la Agencia de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente.