Sierra Oil & Gas, primera petrolera privada nacional

Prevé participar en sectores como exploración, optimización y desarrollo de producción, según su director, Iván Sandrea.
Primeros resultados de la reforma energética.
Primeros resultados de la reforma energética. (Claudia Guadarrama)

México

Sierra Oil & Gas, la primera empresa privada mexicana de exploración y producción de hidrocarburos (se fundó este año), anunció que obtuvo 525 millones de dólares de tres fondos de capital para realizar inversiones en el sector energético.

La empresa, dirigida por Iván Sandrea, indicó que ya ha reunido a un equipo de destacados ejecutivos del sector petrolero mexicano e internacional con amplia experiencia que podrán aplicar en sus proyectos.

Hay que subrayar que Sandrea se ha desempeñado en empresas del sector energético, entre ellas Statoil, BP (anteriormente British Petroleum) y Energy Intelligence, así como en la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

La preparación de la empresa se da en el contexto de la apertura del sector energético, en el que firmas nacionales y extranjeras entrarán al negocio de la exploración y explotación y romperán el monopolio de Pemex.

“En Sierra nos hemos preparado para esta oportunidad durante varios años y somos un equipo único con destacada y amplia experiencia comercial, técnica y operativa en el sector energético mexicano; y  tenemos el  respaldo financiero de los principales inversionistas globales y del fondo de infraestructura más grande de México.

“Estamos orgullosos de ser la primera compañía petrolera independiente mexicana en esta nueva etapa de la industria”, indicó Sandrea.

Las inversiones de Sierra estarán enfocadas principalmente en las oportunidades que puedan detectar en las áreas de exploración, desarrollo y optimización de producción petrolera relacionadas con la reforma energética, detalló en un comunicado.

Asimismo, dijo que planea evaluar oportunidades en el sector de transporte, almacenamiento y procesamiento de hidrocarburos.

Precisó que las inversiones de Sierra serán realizadas mediante el compromiso de contribución de 525 millones de dólares por tres fondos de capital privado: Riverstone Holdings, EnCap Investments —fondos internacionales— e Infraestructura Institucional de México.

Cada uno de los tres inversionistas tiene la opción de duplicar el capital comprometido a Sierra una vez que el monto inicial haya sido invertido en su totalidad.

“La apertura del sector energético mexicano representa una oportunidad de transformación para el país, que cuenta con un sistema petrolífero de primera clase, una importante base industrial en petróleo y gas, un marco fiscal nuevo y moderno, instituciones profesionales, capital humano de primera y una de las economías más dinámicas del mundo”, abundó Sandrea.

Por su parte, Riverstone Holdings confió en seguir apostando por las empresas de México que requieran recursos para hacer frente a las oportunidades en el mercado de hidrocarburos.

“Estamos muy contentos de asociarnos con todo el equipo de Sierra para nuestra primera inversión en México y esperamos contribuir al crecimiento de empresas petroleras mexicanas de primer nivel, como lo hemos hecho en Estados Unidos, Canadá y otros lugares del mundo”, dijo Jim Hackett, socio de Riverstone.

En tanto, Juan Alberto Léautaud, socio de Infraestructura Institucional, aseguró que la inversión en Sierra representa una importante oportunidad para el capital institucional del país, en particular de los fondos de pensiones (Afore).

Dichos fondos de pensiones, a su vez, invierten en certificados de capital de desarrollo que ayudan a financiar al naciente sector energético privado del país.