Evitar apagones será el reto para el sector eléctrico: Siemens

El vicepresidente del sector de energía de Siemens explicó que con la reforma energética el reto es garantizar la estabilidad del sistema con nuevas tecnologías.
El uso de diferentes fuentes de generación debe asegurar la estabillidad del sistema.
El uso de diferentes fuentes de generación debe asegurar la estabillidad del sistema. (Especial )

Ciudad de México

Uno de los desafíos más grandes que enfrenta el sector eléctrico del país, a partir de la reforma energética será el de tener una mezcla de tecnologías para garantizar la estabilidad del sistema eléctrico y evitar apagones.

Con la reforma energética aprobada en 2013,  se espera que aumenten los proyectos para generar energía eléctrica con fuentes renovables.

El vicepresidente del sector de energía de Siemens Mesoamérica, José Aparicio explicó a MILENIO que el desarrollo de más energías renovables implica el desafío de tener una mezcla de viejas y nuevas tecnologías que mantengan la estabilidad del sistema eléctrico para que la gente disponga de electricidad en sus lugares de trabajo o en sus viviendas.    

Cuando la gente hace uso de la energía al conectar su plancha, prender la televisión, la computadora, el radio, etc. El sistema se carga, como el uso de la energía varia durante el día, las cargas en el sistema también varían todo el tiempo; sin importar las variaciones se debe mantener la estabilidad del  sistema en ciclos y frecuencias, explicó el directivo.  

El trabajo para que haya luz en las casas

Para que la gente tenga esa luz en su casa deben existir parques de generación eléctrica y pueden ser ciclos combinados, eólicos, solares, y de otras tecnologías.     

Cada una de estas fuentes aporta una carga al sistema, si alguna de estas deja de operar, el sistema no debe tener alteraciones; de lo contrario ocurrirán afectaciones como los apagones.

“Si tengo un parque eólico que opera muy bien en la noche, y en el día tiene fluctuaciones tengo que asegurarme de que esas fluctuaciones no afecten la operación del sistema, debe haber una combinación de energías tanto térmicas, como eólica que permitan esa transición de la manera más sencilla”, detalló el directivo.

Al explicar la importancia de contar con tecnologías que garanticen la estabilidad del sistema, el vicepresidente del sector de energía de Siemens, aseveró que la empresa tiene experiencia en la fabricación de tecnologías que respaldan esa transición, al haber estado presentes en Inglaterra, país que transitó hacia fuentes de energía renovable.

“Al incrementar la capacidad de generación de energías renovables a más de 20 por ciento del total de generación instalada se necesita un sistema de transición porque si un sistema tiene cinco o 10 mil megawatts de energías renovables y por alguna razón hay un decremento de viento, entonces la aportación de energía eólica al sistema será menor y si no hay un sistema que compense ese faltante, habrá alteraciones y un posible apagón”, detalló.

La experiencia de Siemens

A partir de la experiencia de Siemens en el desarrollo de energías eólicas, Aparicio mencionó que la instalación de estas fuentes necesita una planeación en caso de que se pretenda llegar a cierto porcentaje de generación.

En opinión del directivo, con la reforma habrá nuevos proyectos de cogeneración y generación de energías renovables que en el pasado se estancaron porque las empresas no sabían qué hacer con los excedentes de generación.

Oportunidades con la reforma

La apertura del sector energético, con la reforma del sector, representa nuevas oportunidades para Siemens tanto en el área de electricidad como en el de hidrocarburos.

En el área de electricidad, la empresa tiene experiencia en el desarrollo de nuevas tecnologías, sobre todo en las eólicas y en el mantenimiento de las plantas de generación operadas por instituciones gubernamentales y empresas privadas.     

Dentro del sector de hidrocarburos, el directivo explicó que la explotación de gas para aumentar la producción del hidrocarburo  es otra área de oportunidad ya que podrán participar en la compresión en gas. Esta actividad es parte de la cadena del valor para distribuir y transportar el energético a los usuarios finales.