Shell deja el grupo de cambio climático del Reino Unido

“Cuando se inició la organización, la petrolera parecía dispuesta a reducir sus emisiones, pero nos ha decepcionado”: CLG.
El gigante energético global está presente en 70 países.
El gigante energético global está presente en 70 países. (Shutterstock)

Reino Unido

Shell salió de un influyente grupo de cabildeo para el cambio climático que patrocina el príncipe de Gales en medio de las preocupaciones sobre la actitud de la compañía en cuestiones ambientales.

La importante petrolera salió del Prince of Wales Corporate Leaders Group (CLG), que incluye a Lloyds Banking Group, Tesco y Unilever, y que desempeñó un papel importante en el cabildeo para legislaciones como la ley para el cambio climático. La ley compromete al Reino Unido a reducir sus emisiones de carbono al menos 80 por ciento en 2050 en comparación con las emisiones de 1990.

El CLG calladamente dio a conocer la noticia la semana pasada con un anuncio en su página web, donde no se dio la razón de la salida de Shell.

Pero las personas cercanas al grupo dijeron a Financial Times que las políticas corporativas de la petrolera, que incluyen el polémico programa para perforar en el Ártico en busca de petróleo, hizo que su pertenencia al grupo fuera cada vez más difícil.

Una persona dijo: “Cuando empezó el grupo hace 10 años, Shell parecía tan dispuesto como los demás a reducir las emisiones y a combatir el cambio climático, pero con sus actividades en las arenas bituminosas (de Canadá) y el Ártico, cada vez fue más claro que ese no era el caso”.

La empresa defendió con firmeza sus prácticas ambientales. Dijo: “En (los últimos 10 años), tanto Shell como el CLG trabajaron juntos para apoyar el Sistema de Comercio de Derechos de Emisiones de la Unión Europea (ETS, por sus siglas en inglés), que creemos debe ser el motor principal del cambio en el sistema de energía de la Unión Europea”.

Pero Craig Bennett, presidente ejecutivo de Friends of the Earth y ex director del grupo, fue crítico del récord de la importante petrolera. Dijo a FT: “Al paso de los años nos decepcionamos con Shell en este tema. Las compañías más progresistas del grupo necesitaban poder sentir la libertad de criticar al gobierno cuando hace cosas como recortar los subsidios (a las energías) renovables”.

“Cada vez fue más difícil mantener unido al grupo con una empresa como Shell allí. Algunas de las empresas tuvieron problemas para mantenerse allí”.

Cuando se le preguntó por qué Shell salió del grupo y cuál de las partes tomó la decisión, la empresa dijo que es un asunto del CLG.

“Shell mantendrá sus progresos en este trabajo en la Unión Europea, en colaboración con organizaciones que se enfocan específicamente en el ETS”.

La empresa agregó: “Trabajamos con muchas organizaciones constructivas con el fin de poder elevar el nivel de comprensión de la gente sobre el reto energético y para garantizar emisiones de carbono más bajas, y un futuro de mayor energía para el mundo”.

La medida es una muestra de cuánto se alejan las compañías petroleras de algunos de los grupos ecologistas que los alentaron en la última década por sus políticas de energía y el cambio climático. Por ejemplo, muchos activistas ambientales elogiaron a BP por su campaña “más allá del petróleo”, que busca promover las energías renovables.

Bennett dijo: “Algunos de nosotros nos apresuramos a elogiar a las petroleras cuando empezaron a hablar de temas como estos, después de todo alejarse de la energía con emisiones intensivas de carbono no puede suceder de la noche a la mañana, pero ahora sentimos que nos dieron una bofetada en la cara”.

Al mismo tiempo, al parecer el gobierno también se alejó de la agenda ecologista. Después de prometer el “gobierno más verde en la historia”, cuando llegó al poder en 2010, David Cameron, el primer ministro del Reino Unido, supervisó la ola de recortes a los subsidios a la energía renovable desde que regresó con una mayoría conservadora en mayo.

Sin embargo, el príncipe Carlos sigue como un defensor de alto perfil de la reducción de las emisiones de carbono. Financial Times dio a conocer en abril que no cuenta con acciones personales en empresas de combustibles fósiles.

80%

de las emisiones de carbón del Reino Unido deben reducirse para 2050

CLG

es un grupo cabildero de políticas de  prevención del cambio climático